Dunkerque es la película del año

Por Sara Pérez (@sarap0va)

La última película de Christopher Nolan, Dunkerque, es una experiencia bélica en 3D,  sin ser oficialmente en 3D. Es envolvente e intensa. No solo lo digo yo, lo dijo el mismo en una conversación que tuvimos hace un par de semanas.

Dunkerque relata la historia de la evacuación de soldados belgas, franceses y británicos a finales de mayo de 1940 en lo que se conoce como la Operación Dynamo, donde salieron al rescate todo tipo de embarcaciones, incluidas las de civiles que cruzaron el canal para ayudar a sus compatriotas que estaban atrapados por la ofensiva del enemigo alemán.

Una evacuación que cambió el rumbo de la historia. Churchill paso de definir la operación como “fracaso militar” a llamarla “milagro”. Nolan lo ha calificado com “ni victoria, ni batalla”, sino una “historia simple pero universal”.

Lo nuevo de Nolan relata un episodio bélico sin violencia. No se ve al enemigo, sino el sufrimiento de los soldados, con los que puedes llegar a empatizar a través de la pantalla, tal y como hizo Kubrick con “Senderos de Gloria”. Es por esto, que tendría que estar prohibido no ver esta película en el cine y disfrutar cada minuto de como Nolan ha mezclado las cámaras IMAX y el celuloide de 70 mm.

El director británico ha rodado su mejor película porque te adentra directamente en mayo de 1940, aunque sin recibir ni un solo rasguño. Tan solo le falta que el espectador pueda oler el salitre de la playa donde se desarrolla el filme o salir del cine con las botas llenas de barro.

En Dunkerque hay que seguir tres planos: tierra, mar y aire. En cada uno de ellos hay que seguir un tiempo diferente y hay que tener en cuenta que todo lo que estamos viendo es real. Los barcos y los aviones son reales, lo que ha supuesto un reto tanto para el director como para los protagonistas.

Todos los actores coincidieron que las escenas no fueron fáciles de rodar pero tal y como recalcó Fionn Whitehead, que interpreta al joven soldado Tommy, el mismo se dió cuenta de “cómo las personas pueden llegar a ser vulnerables cuando están aisladas”. Es precisamente lo que se transmite al público, una mezcla entre la fragilidad y la unión.

Es una película histórica y no solo por el hecho de que trate de la evacuación, sino porque Nolan ha hecho lo que le ha dado la gana, y lo ha hecho porque puede después de reventar las taquillas con la trilogía de Batman.

Además, lo más significativo es que ha rodado una película enteramente británica con presupuesto de Hollywood. Y, por si fuera poco, ha sido una superproducción con un presupuesto de 150 millones de dólares.

Hay un puñado de diálogos en menos de dos horas de película, ya que es una de las más cortas que ha rodado Nolan hasta ahora, aficionado hacer películas largas como Interstellar (2015) o Origen (2010). No hay palabras porque hay sentimientos, y eso es otro de los puntos clave para entender  la película. Tampoco son necesarias.

La música de Hans Zimmer  acompaña la ausencia de diálogo. Te hace saltar de la butaca y tapar ojos cuando el agua entra en el barco donde se intentan refugiar los soldados. Como si fuese a tí quién te salpican las olas cuando suenan los violines, que no deja de ser más que coherente con todo aquello que Nolan ha querido orquestar desde un principio con Dunkerque.

117303

Dunkerque 

Anuncios

Un comentario en “Dunkerque es la película del año

  1. Gran película! El sabado día 29 tuve la oportunidad de verla en versión original ya que vivo en Inglaterra y me pareció buenísima.
    Por cierto un gran artículo sobre ella.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s