Ciudades esquizofrénicas

FOTO:PATRICIA JUÁREZ/CUARTOSCURO.COM

Por Mariana Rosas (@marianagiac)

«El regreso es lo más pesado, volver de nuevo a la ciudad cuando puedes largarte en sentido contrario» G. Fadanelli.

Salir de la Ciudad de México -y posiblemente de cualquier otra gran ciudad- siempre representa una sensación de viaje en el tiempo. No se trata de un traslado hacia el pasado o un brinco al futuro, más bien a un presente donde las manecillas del reloj no tienen prisa, sino que avanzan al paso que quieren, como si ellas también estuvieran de vacaciones. Podría creer que ya estoy acostumbrada a pasar largas y aparentemente interminables horas en el tráfico, al ruido y a caminar por la acera con los ojos en la espalda, es decir, alerta a cualquier posible inconveniente. Sin embargo, al pasear por calles vacías viendo casas pequeñas con flores en las ventanas, me di cuenta de que no lo estoy.

Fuera de la ciudad reina un silencio que no es incómodo y que no surge como a partir de la falta de algo. Es el silencio de quienes quieren disfrutar de su mundo sin interrumpir el de los demás. Vivir y dejar vivir.

Las ciudades esquizofrénicas son aquellas que son grandes y contradictorias, que si bien tienen parques soleados donde los días son cálidos y cómodos, en ellas también se esconden oscuros callejones donde pasan terribles eventos. Son lugares donde conviven los extremos de riqueza y pobreza, autos veloces y vehículos congelados en el tráfico, el crimen, la corrupción y las instituciones para acabar con ellos. Lugares donde la ironía y las paradojas son el pan de cada día.

Estas ciudades ya son parte de nosotros, además de ser un común escenario para las historias modernas.

En ‘Her’ (2013), el protagonista interpretado por Joaquin Phoenix vive en una metrópoli futurista de altos edificios y luces de colores. Su realidad es tan artificial que, irónicamente, encuentra la compañía y el amor que tanto anhela en Samantha, un sistema operativo personalizado con voz femenina que es tan avanzado que casi parece un ser humano.

Por otra parte, en 2003 Sofía Coppola estrenó la película Lost In Translation, donde una joven recién casada y un actor de mediana edad se encuentran en Tokio (donde ella está de luna de miel y él filmando un comercial) y forjan una amistad inusual. Ambos se sienten solos al enfrentar las crisis y dudas de sus respectivas edades. Sin embargo, encuentran en el otro un complemento, a alguien con quien caminar bajo los árboles de cerezo y los rascacielos de una ciudad que les hace sentir como dos seres diminutos y ajenos a ese mundo.

En El Gran Gatsby -tanto la novela de F. Scott Fitzgerald como en sus adaptaciones cinematográficas posteriores- se retrata una ciudad del sueño americano. La ficticia West Egg, en Long Island, es el escenario de las legendarias fiestas de Jay Gatsby. Manhattan también es una de las protagonistas de la historia, donde se exploran los excesos, el jazz, bailes con vestidos brillantes y la ilusión de que se está viviendo la vida con la que cualquiera soñaría. A pesar de esto, Jay Gatsby -personaje principal- no puede evitar pasar las noches mirando hacia la luz verde del otro lado de la bahía, pensando en un viejo amor y todo lo que pudo haber sido.

Esta no es una queja contra las ciudades y, mucho menos, contra la mía. Estas pueden ofrecernos vidas llenas de acción, información y cultura, al igual que diversión, amor y amistades.

Sin embargo, no es raro sentirse solo entre la sombra de tantos habitantes transitando -incluso se podría decir existiendo– al mismo tiempo. Y para esto, el mejor remedio es escapar un momento a un lugar donde “las campanadas caen como centavos”, como escribió el poeta López Velarde refiriéndose a las provincias mexicanas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s