“The sun will never set for you”, Chester

20121502_10155460157081788_2088657559463174719_o

FB oficial de Linkin Park

 

Por Tatiana Arenas (@tatianaarenas_)

“The sun will never set for you”, el sol nunca se pondrá para ti. Es sólo una de las miles de dedicatorias que los fans de Linkin Park han dejado estos dos días a las puertas de la residencia privada de Chester Bennington, en Agoura Hills (California) después de que, en éste mismo lugar, el vocalista del mítico grupo de Rock se quitase la vida el pasado jueves. La cita inicial procede de una de las canciones del grupo, un himno, ‘Shadow of the day’, donde Chester cantaba “The sun will set for you”. Y, lamentablemente, se puso dejando de luto al mundo del Rock. Según han confirmado ya varios medios de comunicación, el vocalista se quitó la vida, el por qué es algo susceptible de conspiraciones, aunque bien es cierto que eran conocidos algunos de sus problemas de alcoholismo, drogas y depresión, que podrían haberse acentuado en los últimos meses, aunque tuvieran raíces en la infancia. Él mismo confesó haber sufrido de niño abusos sexuales durante años por parte de un “amigo”. Más tarde vinieron las drogas, el alcohol haciendo de él un hombre atormentado que, seguramente, tendría como vía de escape la música y el Rock.

Chester estaba roto y su fallecimiento ha terminado por estar estrechamente unido al de otro mito de la música, Chris Cornell, de Soundgarden. A Cornell se lo encontraron muerto el pasado mes de mayo en una habitación de un hotel de Detroit, justo después de haber ofrecido un concierto. Chester y Chris eran, ante todo, grandes amigos, por lo que la noticia del vocalista de Soundgarden hizo mella en Bennington, que manifestó en un comunicado de pésame que “no podía imaginar un mundo sin él”. Escarbar en las coincidencias de los decesos de ambos artistas resulta escalofriante, ya que, no solamente sus fallecimientos coinciden en el suicidio, sino que Chester se quitó la vida el mismo día en el que Chris cumpliria años.

Ambos se encontraban en procesos similares en cuanto sus respectivos grupos, de gira, en pleno trabajo. De hecho, Linkin Park había pasado recientemente por Madrid, en el marco del Download festival, y tenía previsto una gira por Estados Unidos, una gira que ha confirmado su cancelación después de la trágica pérdida de su vocal. El último álbum de Linkin Park, que vio la luz el pasado mayo, One More Light, fue el motivo por el que la banda inició en Londres y continuó en Birmingham o Las Vegas, quedando estos como los últimos concierto de Chester. Soungarden también se encontraba en activo, dando conciertos, nadie podía imaginar que Detroit fuera el último escenario que pisaría, tampoco era de prever que Chester se arrebatase la vida después de haber lanzado el último trabajo de Linin Park tan recientemente.

Pase lo que pase con el grupo, al mirar atrás hay un numeroso legado. Linkin Park es una de las bandas de Rock que más copias ha vendido en este siglo. Su estilo rockero, heredero del Grunge de, más o menos, los diez años anteriores, fusionó Rock, con toques del Heavy y la Electrónca, con Hip Hop en sus temas y rápidamente logró alcanzar el éxito comercial. Son siete años de trayectoria los que avalan a este grupo que, durante este tiempo ha sacado delante siete discos de estudio acompañados de una decena de giras multitudinarias que conformaban sus fans, seguidores fieles del estilo de Bennington y los suyos durante años y años que no han decepcionado en ningún punto de la carrera musical del grupo estadounidense.

Le letras, escritas por el propio Chester, dejaban entrever algo más allá de su personalidad, su propio tormento. Cada tema está vestido con letras emotivas, a la par que oscuras que gritan de deseperación pero que también llaman a la esperanza. Igual era yo demasiado pequeña para comprender ‘Crawling’ cuando se volvió una de mis canciones favoritas, o quizá rayé demasiado ‘Papercut’ embelesada totalmente por la fuerza de sus ritmos. Cada canción me parecían penceledas de melancolía expresadas con fuerza y, aunque esta parte del Rock fue algo así como “abandonada” a medida que fui creciendo, crecí con Linkin Park y su oscuridad.
Por eso Meteora y Hybrid Theory me tenían enganchada. Después de estos, la banda consiguió cosechando éxito tras éxito con discos tales como Minutes to Midnight (2007), A Thousand Suns (2010), Living Things (2012), The Hunting Party (2014) y con su último álbum de este año.

Confieso no haber dedicado mucho tiempo a One More Light, lanzado en mayo de este año, aunque sí reconozco haberme topado con el último video clip publicado del tema Talking With Myself de la manera más caprichosa que tiene el destino, horas antes de enterarme por los medios de la pérdida de Chester. De hecho, el grupo había hecho público el video, conformado con imágenes de la gira, horas antes de que se diera a conocer el fallecimiento del vocal. Este tema, al principio se me salió de los esquemas rockeros a los que me tenía acostumbrada la banda, quizás por que predominan los toques eléctricos más propios del Pop y la ausencia del guitarreo y los típicos gritos de Chester.

Sea como fuere, nadie puede negar que Linkin Park es una banda mítica, dejando a parte los gustos musicales independientes, y que, de alguna manera u otra, Bennington pasará a la historia de la música como un icono, junto a su amigo Cornell. Desde aquí, a nosotros solo nos queda disfrutar de su legado, de todas y cada una de las veces que su música nos ha llegado y sentirnos parte de su trabajo porque, al escucharlo y compartirlo es lo que somos. Buen viaje Chester.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s