Ballantine’s True Music “Contrafestival”

Por Tatiana Arenas (@tatianaarenas_) y Alba Zaragoza De Vincenzo (@alba_zdv)

 

El fin de semana del 9 al 10 de junio Madrid fue testigo de uno de los festivales urbanos de música más grandes de Europa, al contar con más de 140 artistas nacionales e internacionales: el Ballantine’s True Music Festival.

Con artistas tan conocidos como The Vaccines, AGZ, Kakkmaddafakka, Yelle y The Zombie Kids, la capital acogió uno de los primeros “contrafestivales” que se celebró simultáneamente en 17 salas de la capital española, todas en El Centro, por lo que desplazarse de una sala a otra para llegar a un concierto fue una tarea fácil.

¿Y cuánto cuesta alquilar 17 salas dos días y desplazar a más de 140 artistas? Acostumbrados a muchos de los desorbitados precios de algunos festivales que se celebran en España, el Ballantine’s True Music Festival tenía un precio muy “low cost”: tan solo 45 € la entrada para los dos días y también se contaba con la posibilidad de adquirir una entrada para un día (35€) o para una sala en concreto durante un día (25€). Evidentemente es inviable ver a más de 10 artistas en los dos días, pero un buen estudio del line up y una buena planificación uno podía asistir a varios conciertos. Por ello la organización del festival puso a disposición de los asistentes un planning en el cual se podía ver perfectamente cuándo y dónde eran los conciertos.

 

También crearon una aplicación móvil en la cual uno podía elegir sus artistas preferidos, hacer un planning. Esta aplicación recibe, por nuestra parte, un merecido aplauso: sencillo, rápido y claro. Además de organizativo la aplicación mandaba alertas indicando que el siguiente concierto marcado como favorito empezaba en 15 minutos y también informaba de cuando una sala llegaba al aforo completo. Sin lugar a dudas hay que acudir con una actitud muy positiva a este festival, y no pensar que se va a entrar en una sala al cien por cien, ya que desde el principio Ballantine’s True Music Festival fue claro con esto: se podía llegar muy fácilmente al aforo máximo de una sala, ya que las entradas que se vendieron no eran por salas pero generales, por lo que, evidentemente, se vendieron muchas más entradas que las del aforo de la sala más grande del festival. Además, con la aplicación móvil y las dos infografías era muy fácil ubicarse y elegir un concierto cercano.

FullSizeRender

A pesar de esta estupenda organización cabe destacar que muchos de los conciertos más aclamados se celebraron al mismo tiempo (el viernes por la tarde/noche) y que la organización en algunas salas no seguía los estándares marcados por el festival. De hecho, y aunque esto no concierne a los festivaleros, algunos artistas estuvieron tuvieron como almacén un camerino improvisado.

 

CONCIERTOS

El grupo granadino Neuman, que no murciano, fue uno de los primeros en pisar los escenarios del Ballantine’s True Music dispuesto a reventar la sala Arena, en plena calle Princesa. El trío solventó varias batallas, la primera un imprevisto accidente perruno de su vocal y compositor, Paco Román, que se subió al escenario con algún que otro punto en la frente, algo que no le hizo perder el humor agradeciendo la aportación al concierto de “los Puntos y los Brincos”. El sonido de la sala también resultaba complicado a priori y el pequeño tamaño del escenario obligó a la banda a prescindir de su situación habitual. Sea como fuere, el Rock, la distorsión y la intensidad de Neuman se vio totalmente plasmada en un concierto que se hizo corto y donde se escuchaba, entre susurros del público, que nadie se había arrepentido de elegir a los de Granada entre la tan grande ofertas de conciertos que tenían lugar en otras salas. Paco se entiende a las mil maravillas con sus geniales músicos, algo que se palpa desde abajo, observando como las canciones van tornándose en variaciones que dan la sensación de un concierto nuevo cada vez. Jose a la batería y Dani al piano, demuestran continuamente que han llegado a Neuman para hacerlo, si cabe, más grande.

  El aforo no fue máximo, pero sí el disfrute de los temas más clásicos como ‘Bye Fear/Hi Love’, ‘Turn it’, ‘Sil fono’ y alguno que otro más que tuvo sitio en el reducido set. Actualmente, se encuentra en proceso de creación el próximo disco de Neuman, ‘Crashpad’, con lo que todo el personal recogido en la Arena esperaba algún adelanto en directo del nuevo trabajo, pero el tiempo no da para más y de momento tendremos que confornarnos con el single, ‘Boystar’ y otro adelanto que pudimos escuchar recientemente, ‘All the matters”. Con todo esto, deseamos desde aquí a Paco una rápida recuperación y que la pequeña Marsha, siga creciendo con más cuidado.

  La Femme era otro de los grupos más esperados en esta primera noche de conciertos. Tuvo lugar en el Teatro Barceló, en pleno Malasaña. El grupo francés “new wave”, tan aclamado en su país, consiguió llenar la sala y hacer que los asistentes bailasen al son de su candentes canciones de pop-rock psicodélico. Un concierto que da lugar a la evasión y la locura. Por suerte el grupo vuelve a Madrid en septiembre, para quién no haya podido asistir esta vez.

La Femme

La Femme en la Sala Barceló (Madrid)

 

  Esa misma noche, asistimos a uno de los conciertos que más ansiábamos: el grupo noruego Kakkmaddafakka. Sus conciertos brillan por su dinamismo, el bailoteo y el buen rollo general. Si queréis un grupo con letras feministas, ¡estos séis noruegos son vuestros hombres! Fue uno de los pocos conciertos a los cuales se llegó a aforo, en la fantástica sala de las columnas en el Circulo de Bellas Artes de Madrid. A pesar de estar constantemente en gira y de acabar de venir a Madrid hace apenas ocho meses, el grupo no pudo resistir repetir y venir a Madrid, ciudad a la cual dicen tener cierto apego. De hecho, el grupo acaba de anunciar su vuelta a España en noviembre. Es uno de los pocos grupos internacionales que todavía no firma un contrato de exclusividad en cuanto a conciertos y prefiere dar varios conciertos por los países. Desde luego, un bravo por ellos.

Kakkmaddafakka en el Círculo de Bellas Artes (Madrid)

Kakkmaddafakka en el Círculo de Bellas Artes (Madrid)

 

  El segundo día tuvimos otras emocionantes citas en el Ballantine’s Music Festival, esta vez en el Teatro Barceló, para ver a Delorean. Los vascos se había incluido al cartel del festival en modo DJ Set sin embargo, en el marco de los cambios a última hora, la organización anunció que realizarían un concierto en toda regla. Así, desentonando un poco con la puntualidad con la que el festival venía exigiendo, saltaron al escenario los cuatro integrantes de la banda. Siendo la primera vez que veíamos a este grupo en concierto, salimos encantadas. Su toque House hizo bailar a toda la sala, que se llenó considerablemte, con un buenrollismo palpable que se expandía al tiempo que sus canciones contagiosas de ritmo y movimiento. La mezcla de ese House, con algo de Post-Punk otorgan a las piezas de este grupo un carácter especial y fresco, como si lo clásico sonase a nuevo. Así, fueron varios temas del trabajo que presentaron en año pasado, Muzik, los que sonaron en el Barceló, como ‘Stay Close’ o “Deli’.

  En el Café La Palma, acto seguido se subieron al escenario los granadinos Mordisco, que reeditaron algunos de sus temas con toque de House para intentar levantar a una sala que, casi vacía, no estaba prestando mucha atención, por desgracia, a lo que estaba escuchando. No era una hora relativamente tardía para un DJ set, a pesar de eso la gente entraba en La Palma y salía, se reunía y charlaba. No había terminado de soltar Mordisco los platos cuando se procedió a cambiar de artista y Topanga tomó el mando para seguir dándole a todo House.

  No podía faltar el tan aclamado grupo de trap español que lleno la Sala Arena: AGZ hizo brincar y cantar Madrid con su inconfundible rap trapero que tanto gusta últimamente. Conectaron con una increíble rapidez con su público y, nuevamente, la sala se llenó con una rapidez alarmante.

AGZ

AGZ en la Sala Arena (Madrid)

  Volvímos a la sala Arena por recomendación, allí esperaban parte de los supervivientes del festival que hasta casi las cuatro de la madrugada pudieron disfrutar de la banda londinense Hot Chip en formato DJ set. Ahora sí, la pista de la sala estaba repleta y la gente bailaba a ritmo total de electropop. Los temas que pincharon los ingleses fueron varios, pero todo bajo su implicación trabajando potentes remix, hasta con sus propios temas en los que cayó algún rato de micrófono de los miembros del grupo para darle más calidad al set.

 

 

En todo caso nos quedamos con que estos planes son necesarios en la capital española: acostumbrados a que los festivales sean en lugares amplios, con zona de acampada, los madrileños y madrileñas siempre han podido, disfrutar de un ambiente festivales en la capital, sin necesidad de coger el coche ni apartarse kilómetros y kilómetros de la zona centro. Solo nos queda decir… ¡Hasta el año que viene Ballantine’s True Music Festival!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s