20 cosas que echo de menos después de haber vivido en Inglaterra

Por Alba Clemente (@Albaclem)

Siempre he reconocido que mi paso durante un año (suena mejor que decir once meses, por aquello de redondear) por Inglaterra me ha dado una de las mejores experiencias de mi vida, de hecho he sido firme defensora de que todo el mundo debería vivir durante una larga temporada en el extranjero.

Siempre veo listas de las cosas que se echan de menos de nuestro país cuando viajamos fuera, sobre todo en lo referido a la comida, pero también hay cosas que acabas echando de menos de Inglaterra y aquí va mi pequeña y personal aportación:

  1. El queso Cheddar de los supermercados

Los amantes del queso me pondrán verde y dirán que es una locura pero ¡Qué rico está el queso cheddar inglés!

En España, y por algo que desconozco, el queso cheddar es el mítico que se sirve en las hamburguesas y es de color anaranjado mientras que en Inglaterra tiene un color más amarillento y el sabor es cremoso y muy muy suave. Desde que volví de Inglaterra he probado English Cheddar de marca Carrefour y de marca Lidel pero creerme que no hay nada como el queso cheddar 100% inglés y es el de la marca Cathedral City.

Para aquellos amantes como yo del queso Cheddar inglés os diré que nuestro problema está solucionado y es que el supermercado Simply los comercializa por apenas 4 euros.

  1. Andar descalza por casa

Al día siguiente de mi llegada a Inglaterra mi host family me llevó de bbq a casa de unos amigos. Me lo pasé genial y aprendí bastante de la vida social y de la cultura festiva de los ingleses pero hubo una cosa que me chocó muchísimo: lxs niñxs correteaban por el patio y por toda la casa descalzos mientras que en España nos pasamos el día regañando a los pequeños e instándolos a que se pongan las zapatillas.

Desde ese momento fui consciente de que los ingleses son unos valientes, van por la vida descalzos y pese a que en invierno hace un frío de la leche utilizan bien poco las zapatillas de estar en casa. Mi inmersión en la cultura fue tal que me pasaba el día descalza como ellos y no hablo solo de las habitaciones donde había moqueta, hablo de todos lados: jardín, cocina, baño, habitaciones etc. Recuerdo que cuando volví a casa en navidad el acto mismo de ponerme las zapatillas me resultaba una pérdida de tiempo y me paseaba descalza por todos lados mientras mi madre me chillaba: “ALBA LAS ZAPATILLAS QUE TE VAS A RESFRIAR” y Alba….ni caso!

  1. No volver con miedo a casa

Quizás algunos me llamen demagoga pero es la realidad. Volver a casa no me daba  miedo y he de decir que lo hacía por calles oscuras y por una minúscula acera pegada a la carretera. Tenía la sensación de que en Inglaterra no pasaban cosas malas y de que estaba mucho más segura que España.

  1. Beber sidra en sustitución de la sangría y el calimocho

Si no te gusta la cerveza tienes un verdadero problema cuando sales de España porque piensas que no existe nada parecido a la sangría. Sin embargo en Inglaterra hay otra bebida para las pringadas como yo y es la SIDRA.

La hay de todos los sabores y mi preferida era la de frutos rojos, es cierto que resultaba bastante empalagosa pero como alternativa económica frente a los copazos estaba bastante bien.

  1. Salir de fiesta por la tarde

Quizás sea la edad pero ¡Qué pereza me da pensar en quedar a las 00.00 de la noche! a esa hora voy por el cuarto sueño y lo bueno que tienen los ingleses es que salen desde bien temprano. Quizás su hora habitual de salir es too much para mí por eso yo lo hacía a partir de las 21.00 horas ya cenadita. Os podéis imaginar que cuando llegábamos al pub la mitad de los allí presentes ya estaban bastante cocidos.

Estábamos de fiesta hasta las 2 de la mañana y lo bueno de esto es que tenías toda la noche para dormir y te levantabas como nuevo. Se acabó eso de levantarnos a mediodía directas a comer, allí aprovechábamos la mañana siguiente y no nos moríamos de la resaca.

  1. La lluvia

Sí, es lo que más molesta a los españoles cuando pisamos suelo british pero en realidad no llovía tanto como creemos. Obviamente no puedo negar que no lloviera pero no tanta cantidad como en España es decir: llueve casi todos los días pero la cantidad que cae del cielo es escasa, lo que en mi pueblo llamaríamos “agua-chirri”.

Nada de inundaciones a causa de la lluvia o atascos horribles cada vez que cae una gota, la ciudad no se paralizaba y aprendíamos a bailar bajo la lluvia

  1. Los gofres del Creams

El Creams Café es una de las mejores cafeterías que conocí en Guildford (lugar donde viví por cierto), el olor a “comida de gordos” llegaba hasta la otra calle y allí nos pasábamos los domingos enteros. Quizás esto era porque los domingos todo estaba cerrado y no nos quedaba otro remedio que ir al creams a inflarnos de comida hiper ultra súper calórica.

Los waffles, crepes y milkshakes, ice cream y smothies estaban deliciosos

¡Gracias por esos 5 kilos de más Creams!

Screenshot_2017-05-25-13-46-05-1

  1. Los hot chocolate del Costa

Otro de mis problemas recién llegada fue que no me gustaba el café ni el té ¡Si es que soy un bicho raro, ya lo sé yo! Pero esto quedó rápidamente solucionado con mi amor hacía el chocolate y como consecuencia al hot chocolate.

En España llamamos “chocolate caliente” al típico chocolate que te ponen acompañado de churros pero en Inglaterra el “Hot Chocolate” es el cacao en leche, o sea como un vaso de nesquick o de cola-cao acompañado de nata montada on top.

Mientras mis amigas se pedían su coffee late yo me decantaba por el hot chocolate aunque he de confesar que finalmente me hice adicta al café y ahora acompaña todos mis desayunos.

  1. Las quedadas cuando alguien volvía de España cargado de contrabando

Era una de las mejores partes de vivir fuera, el amor que sentíamos hacía nuestra gastronomía. En realidad creo que la vida de au pair era un poco como Gran Hermano y es que todo lo masificábamos. Recuerdo estar deseosa de comer lomo, jamón o chorizo y cada vez que volvía de España me traía lo suficiente como para no echarlo de menos.

Cada vez que uno de nosotros volvía a España nos juntábamos en una casa y compartíamos todo el contrabando: jamón, fuet, lomo, chorizo o queso manchego, la oferta la completaba la maestra cocinera ( mi amiga Fani, la gallega) que nos deleitaba con una buena tortilla de patatas. Comíamos hasta reventar y nos dedicábamos a criticar la horrible gastronomía inglesa.

  1. El poder hablar en español sin sentirte espiado

Probablemente sea una de las cosas que más noté cuando volví a España. Pese a que había mucho español y había que tener cuidado con lo que decíamos, nos sentíamos en plena libertad de poder despotricar  y criticar a diestro y siniestro sin pensar que alguien nos podía entender.

  1. Las tarifas baratas de Giffgaff

Después de haber vivido en un país donde la tarifa de datos, llamadas y mensajes de texto de mi teléfono móvil costaba 10 pounds (alrededor de 12 euros) cualquier cosa en España me parece una locura.

Giffgaff era para mí la mejor compañía online de teléfono y probablemente la más popular entre los no-ingleses. Las tarifas eran baratas y cubrían todas nuestras necesidades: no era necesario un contrato, te la enviaban a casa, la recargabas por Internet y podías dejar de usarla cuando querías con CERO problemas…

¿Qué compañía te ofrece eso en España sin engañarte a final de mes?

  1. Los cereales

Había tantos como quisieras, el abanico de sabores era completísimo y yo disfrutaba como una reina cada mañana. Ya sé que en España también tenemos muchos tipos de cereales pero la oferta creerme que es mucho menor. I promise

Mis favoritos eran los Sainsbury’s Raisin Wheats rellenos de Blueberry  o de red cherry o las weetabix ¡Deliciosos con leche fría! (Leche por cierto fresca, nada de la que estamos acostumbrados a beber aquí y sí, ya sé que en España también tenemos leche fresca pero ¿Te la dejan en el escalón de casa cada mañana?).

  1. La naturaleza
IMG_20160603_130832

Wales

Probablemente la culpa la tenga el hecho de que soy de Castilla La Mancha y la tierra es más bien seca y amarilla pero en Ingalterra no dejaba de quedarme maravillada cada vez que visitábamos un sitio nuevo.

Todos los días sacaba al perro de la familia y pasear al lado del río rodeada de naturaleza era algo que me encantaba, aunque hiciese mucho frío ¡No había dolor!

De hecho flipaba con las ardillas de Green Park; me quedé congelada al ver a un ciervo por la carretera;  me cruzaba con zorros de vuelta a casa y huía de las aves que encontraba a mi paso (las aves, un tema del que no hablaré).

  1. La tranquilidad de recibir paquetes cuando no estás en casa

Ya he dicho que sentía que Inglaterra era un país muy seguro y  a eso hay que sumarle la nulísima picaresca que poseen los ingleses. Cada vez que tenía que recibir un paquete en casa me quedaba tranquila sabiendo que aunque no estuviese allí para recibirlo nadie me lo quitaría. Las entregas se quedaban en el escalón de la casa y nadie, absolutamente nadie, iba a quitarte lo que no era suyo. ¡olé!

  1. La rapidez de recibir paquetes

Otro de los puntos fuertes era que amazon o cualquier otra web te entregaba los paquetes en dos días sin necesidad de pagar por ello. En España si quieres recibir algo en menos de 48 horas tienes que pagar una cuantía extra y allí todo llegaba a la velocidad de la luz.

  1. Pagar sin DNI

Cuando vas a cualquier establecimiento lo normal al pagar con tarjeta es que enseñes junto con tu tarjeta de crédito o débito tu identificación personal pues bien amigos, allí no era necesario. En lugar de enseñar tu DNI lo que tenías que hacer era meter el pin de tu tarjeta y FIN, sin problemas.

Muchas personas creerán que es una medida poco segura y que en España enseñando el DNI evitamos muchos fraudes pero en realidad lo importante más que el DNI (que también te lo pueden robar) es saber el PIN de la tarjeta.

  1. Encontrar trabajo rápido

Pues sí, así es: encontrar trabajo es facilísimo ahora sí, depende de los objetivos que tengas. Si quieres trabajar en cualquier cosa que te permita vivir sin más (o sobrevivir según como se mire), no tendrás problemas pero si por el contrario buscas algo especializado y que requiera de un dominio del lenguaje más exhaustivo sí que te costará. Todo depende de lo que busques.

  1. Vuelos baratos al resto de Europa

Una de las mejores partes de vivir en Inglaterra es que los vuelos a Europa son por lo general mucho más baratos que en España. Volar a los países nórdicos o a países como Polonia o Republica Checa suelen tener un coste mucho menor que hacerlo desde España.

  1. Los mercadillos
IMG_20160709_124558

Market Street-Brighton

Es algo típico de Londres y es que en casi todos los barrios te encontrarás con el típico mercadillo que vende de todo (entre los más famosos nos encontramos con Cadem Market, Portobello Road o el de Covent Garden). Además en Guildford concretamente había un mercado típico de pueblo con productos frescos, verduras y algún que otro dulce.

En diciembre fliparás con la de mercadillos navideños que hay en todas las ciudades que, por cierto empiezan una vez pasa Halloween.  ¡Winter in Wonderland está en mi top ten!

 

 

 

20. Tradiciones

Tuve que irme a vivir a Inglaterra para darme cuenta de que el nivel de alcohol que bebemos en España no es comparable con el que beben los vecinos ingleses. Allí descubrí que cualquier excusa es buena para acabar cualquier día de la semana borrachos como cubas y que los lunchs y los afterworks siempre acaban yéndose un poco de madre.

Que por cierto otra cosa que me gusta mucho de Inglaterra es que jamás conducen habiendo bebido alcohol cosa que en nuestro país pasa demasiado a menudo.

  1. Amistades

Añadiré una última cosa a la lista, pese a que soy consciente de que el titular dice 20. Las amistades: conocí a mucha gente pero sin lugar a dudas me quedo con la gente que compartió mi experiencia conmigo, porque hicimos más fáciles los momentos difíciles y porque muchas de esas amistades sabemos que durarán toda la vida. Los kilómetros nos separan (Castilla La Mancha, Madrid, Galicia, Barcelona, Valencia, Asturias) pero hay algo que jamás nos quitará nadie: el placer de haber coincidido en esta vida.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s