El gran cambio de La Bella y Bestia

Por Alba Clem (@albaclem)

El pasado 17 de marzo se estrenó la archiconocida adaptación-remake del clásico de Disney “La Bella y la Bestia”. El estreno mundial de esta película venía cargado de polémica desde el momento en el que se conoció el reparto y es que Emma Watson, conocida mundialmente no solo por su faceta de actriz sino también por su lado feminista y rompedor, iba a ser la encargada de darle vida a Bella, la protagonista de este clásico. Muchos se preguntaban ¿Cómo una mujer con esos ideales iba a protagonizar una de las películas más machistas de Disney?

La película animada de Disney la lanzaron en el año 1991 y los millennials crecimos con ella, sin embargo, la adaptación en carne y hueso de esta historia y de este clásico ha tenido que esperar un cuarto de siglo (o lo que es lo mismo 26 años) para hacerse realidad. El lanzamiento del tráiler de la película ya anticipó el fenómeno mundial que estaba cosechando el film y es que tuvo 120 millones de visitas en sus primeras 24 horas, consagrándose como el tráiler más visto de la historia en su primer día en Youtube.

Según datos de sensacine, la nueva versión de La Bella y la Bestia ha sumado 71 millones a su recaudación global y ha alcanzado una cifra global de 428 millones de dólares.

Si os soy sincera me apetecía muchísimo ir al cine a ver La Bella y la Bestia pero me mostraba a la vez reacia, algo en mi interior me decía que la película podía decepcionarme, que quizás la adaptación no era tan buena y  que el amor absoluto que tengo por Emma Watson se podría ver enturbiado por esta película.

¿Sabíais que Emma Watson rechazó protagonizar La La Land por La Bella y la Bestia? Alguna  razón tendría y el pasado miércoles cuando por fin decidí a ir al cine  me quedó bastante claro.

Emma Watson ha sabido darle vida a un personaje que hasta ahora era sumiso, y es que de sobra todos conocemos la historia de esta película: hombre que encierra en casa a una mujer, la castiga, la maltrata aún así ella decide no dejarle. Pues bien en este remake de la película la historia cambia para bien:

La maldición cambia

En la película podemos ver como la maldición que veíamos en Disney es bien distinta a la maldición del 2017.  Los personajes que viven en el pueblo, del que por cierto también conocemos su nombre Villeneuve, están también malditos y es que la bruja les borra la memoria a todos, no solo a los habitantes del castillo sino también al resto de la población para que no puedan recordar que tienen un pasado y que al lado de su aldea está el castillo.

Además el personaje de la bruja-hechicera  es uno de los más importantes de la película por su increíble importancia. Si en el clásico de Disney veíamos a una simple vieja que es rechazada por el rey, que desaparece hasta el final del cuento, en este caso podemos ver como la hechicera tiene un gran peso en la película, y su personaje es clave para la resolución final de la misma.

También tenemos otros puntos interesantes que señalar en cuanto a que la maldición afecta de distinta forma los personajes: cada pétalo de la rosa que cae es un suplicio para ellos y es que ven mermada poco a poco su transformación humana. Cada vez que uno de estos pétalos cae al suelo los personajes se resienten y se convirtien cada vez más en materiales y van perdiendo sus cualidades humanas.

Además el castillo también lo nota y es que poco a poco se va destruyendo dando a entender que cuando finalmente caiga el último pétalo de la rosa no solo los personajes pasaran a ser materiales sino que el castillo dejará de ser lo que era y podría caerse entero.

El resto del reparto tiene mucho más peso en la historia

En este remake de la película podemos ver como casi todos los personajes son importantes en la película no solo los principales. Todos juegan un papel significativo en el desarrollo de la película y hasta podemos ver nuevos  personajes como el piano Cadenza.

Además conocemos también parte de su historia y de su pasado y la Señora Potts nos desvela que nunca abandonarían a la Bestia porque se sienten culpables de no haberle sabido ayudar de niño. Al parecer la madre de Bestia murió cuando él era muy pequeño y su padre era un ser déspota y cruel que educa a su hijo a su imagen y semejanza convirtiéndolo en una persona egoísta.

La Bestia es menos Bestia

No podíamos esperar menos de la adaptación de la Bestia y es que si algo tenía que cambiar, y mucho, para conseguir sorprender a los espectadores era el carácter y la forma de ser de la Bestia.

En el clásico de Disney vemos a un personaje cruel, machista que maltrata a Bella y en la película vemos a un personaje que comienza siendo malo pero a lo largo del filme nuestra percepción sobre él va cambiando: pasa de ser una persona mala a tener corazón. Otro de los puntos fuertes de la película es que Bestia sabe leer, en Disney veíamos a un personaje sin aficiones, sin ganas de hacer nada salvo de volver a ser una persona de carne y hueso de nuevo y aquí vemos a un personaje lleno de hobbies, con ganas de “comerse” el mundo y que comparte aficiones con Bella, ambos son amantes de la lectura y especialmente de Shakespeare.

Otra de las claves en la película tiene que ver con una frase casi al final de la misma. Cuando Bella y él han terminado el gran baile y se ve claramente que ambos están enamorados Bestia le pregunta si en el castillo sería feliz, si ella podría vivir allí eternamente, a lo que Bella le contesta “¿Puede ser feliz alguien que no es libre?” dejándole bastante claro que lo que en realidad quiere es ser libre, que pese a quererle jamás pondría en riesgo su libertad, que es una mujer fuerte, con principios. En este momento vemos a un Bestia distinto, un bestia con sentimientos, un Bestia que se da cuenta que la felicidad de Bella es su felicidad y que no dejarla marchar sería un error.

En el clásico de disney cuando Bella decide irse, Bestia le grita, le chilla y se enfurece con ella, este momento no tiene cabida en la nueva versión.

 El papel de Bella

Es probablemente el cambio más significativo de la película: Emma Watson tenía que dejar huella de su forma de ser en Bella.

En esta adaptación Bella es fuerte, tiene mucho carácter y es una mujer decidida y soñadora. En esta película podemos ver un claro intento de remarcar el papel de la mujer en la sociedad y es que si en el clásico de Disney simplemente es una chica de pueblo que se dedica a atender a su pobre padre inventor y loco, y a mantener la casa limpia, en la película del 2017 podemos ver un personaje que juega un papel importante. Para empezar Bella forma parte de la vida profesional de su padre y es que la vemos desde un principio echándole una mano, ofreciéndole a su padre las herramientas necesarias para sus inventos (más bien obras de arte) y participando activamente en su oficio. En ese momento se deja bastante claro que si no fuese por la ayuda y la sabiduría que Bella le proporciona a su padre quizás este no conseguiría desarrollar sus piezas musicales.

Para continuar Bella es una persona fuerte, con carácter, que dedica parte de sus días a leer, de hecho podría decirse que es la única persona en el pueblo (junto con el bibliotecario) que sabe leer. Sabe perfectamente que se encuentra en un pueblo pequeño, rodeada de gente humilde, que solo buscan chismorreos y vivir en paz pero ella no quiere eso, no quiere quedarse a vivir allí eternamente, quiere más, necesita conocer mundo, el mundo que le enseñan los libros que lee y que jamás podría haber descubierto sino fuera por su gran afición a la lectura.

Cuando Gastón, el malo de la película, intenta cortejarla Bella se muestra fuerte, dejándole bien claro que una chica como ella jamás estaría con un “patán” como él, que ella se merece algo mejor que él y que luchará para salir de la aldea en busca de una vida mejor.

Sin embargo, Bella sigue siendo tratada mal por el resto de personajes del pueblo y es que la sociedad le considera rara por ser diferente a los demás, mientras que el resto del pueblo se dedica a trabajar y a conseguir sobrevivir en un momento difícil de la historia Bella dedica su vida a algo más, a leer. En un momento del film podemos ver cómo mientras espera a lavar su ropa una niña de pueblo se le acerca y Bella intenta enseñarle a leer, cuando la gente se da cuenta de que está haciendo se echan las manos a la cabeza, creen que lo que está haciendo es de locos, casi un crimen.

bloggif_58d79bd5a0ca4

Nuevo artilugio

La película está llena de seres mágicos, de artilugios que cobran vida y en esta película vemos uno nuevo, se trata de un atlas que viaja en el tiempo y que sirve para conocer el pasado de Bella. Bestia se lo enseña y viajan a París donde vivía la familia de Bella y es allí cuando nos enteramos de que la madre de Bella murió por una terrible enfermedad, la peste bubónica, o “peste negra”, y es entonces cuando su padre Maurice decide irse en ese momento irse a vivir a una pequeña aldea donde pueda proteger a su hija de los peligros de la gran ciudad.

Lo bueno que tiene esta película, y que he reseñado antes, es que es mucho más profunda que la de Disney pudiendo conocer el pasado de casi todos los personajes de esta forma el espectador puede empatizar con más con ellos y entender sus acciones.

Primera vez que vemos a un personaje gay en Disney

Parecía imposible que Disney lo hiciera, que se supiera adaptar al siglo XXI pero el remake dirigido por Bill Condon lo ha hecho.

En la película podemos ver a un personaje gay, de una forma sutil  que se ha convertido en uno de los momentos más importantes de la película precisamente por ser algo que nadie se esperaba. El protagonista de este momento es Le Fou, el incansable amigo de Gastón, al que se le ve bailar al final de la película con otro hombre afeminado (previamente vestido como mujer por la señora armario) mostrando ambos una cara de felicidad sonriendo a la cámara durante unos escasos segundos.

Bill Condon habló sobre esto días antes del estreno de la película: “Es un personaje que un día quiere ser Gastón y otro día quiere besar a Gastón. Está confundido por lo que quiere. Es alguien que se está dando cuenta de que tiene estos sentimientos. Y Josh saca algo realmente sutil y delicioso de ello. Y eso tiene recompensa al final, que no desvelaré. Pero es un bonito momento exclusivamente gay en una película de Disney”.

Las consecuencias a este gran paso no han tardado en llegar y es que en Kuwait la película ha cancelado su emisión; el Gobierno de Rusia no la ha prohibido, pero sí la ha calificado como apta para mayores de 16 años y en Malasia, los censores requirieron que la película fuera editada, pero  Disney no lo permitió.

Está claro que si todo el mundo está hablado de este momento, que si todas las críticas se centran, en gran parte, en esta escena es porque aún queda mucho por hacer, no solo por parte de Disney sino también por parte de muchos espectadores.

A parte del momento gay, también podemos ver cómo Le Fou juega un importante papel en la película pasando de ser un simple lacayo de Gastón a traicionarle ayudando a los habitantes del castillo a frenar a los aldeanos. También conocemos el pasado de ambos personajes y es que nos dejan bastante claro que ambos son combatientes de la guerra.

joaj

El papel de la mujer también detrás de cámara

Algo que se reclama en muchos sitios es que la mujer en el cine es clave y pese a lo que mucha gente cree, detrás de las cámaras no solo son hombres los encargados de dirigir las películas. Todas las jefes de departamento del equipo de diseño de la película son mujeres, así como la montadora y la directora de casting, y todas son profesionales de primera fila.

 

 

Lo que sin lugar a dudas me ha enamorado de esta película ha sido el claro intento de evolución de un clásico de Disney. Aunque queda mucho por hacer y aún se podrían haber retocado pequeños detalles que cambiarían para bien la figura de la mujer en Disney, nadie puede negar que se ha luchado por ello introduciendo a personajes rompedores y cambiando parte de la historia.

El remake de la Bella y la Bestia marcará un antes y un después en Disney,  algo que la sociedad venía pidiendo durante años, cansados de los clásicos chico salva-chica.

 

 

 

Anuncios

Un comentario en “El gran cambio de La Bella y Bestia

  1. No se que pelicula de 1991 has visto tú, pero desde luego la de Disney no! Por qué lo de que que bestia enfurece cuando bella se va del castillo… perdona? Y muchas cosas más! El remake (perdón la copia) está bien, pero lejos de proporcionarte esa cantidad de sentimientos y emociones de la película de animación.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s