Tinder o el empoderamiento del soltero

steinar-engeland-128831

Por Meren Plath (@serendipia_s)

Hace cosa de unos meses me instalé por primera vez una app para ligar. Siempre he sido reacia a este tipo de aplicaciones y dudaba mucho de que realmente funcionasen, pero la curiosidad llamó a mi puerta y me decidí a probar. Mis expectativas eran bastante bajas, lo reconozco, y aunque muchas de las personas con las que he hablado se han quedado en meras charlas a través de una pantalla, sí que he podido comprobar que en cierto grado funcionan, y se corresponden más o menos con lo que ofertan y ofrecen.

¿Y por qué esto se llama esto El empoderamiento del soltero y no Mi experiencia en apps de ligar?

Porque mi experiencia es meramente anecdótica dentro de un fenómeno mucho más cuantitativo que las vivencias de una sola persona.

El empoderamiento del soltero es el uso que se hacen de estas apps para perder el miedo, ganar seguridad en uno mismo… Mejorar la interacción cara a cara estando antes delante de una pantalla. Así de sencillo. Es por eso que entiendo que muchas de estas aplicaciones son transitorias, es decir, el usuario elige usarlas en un momento determinado de su vida buscando algo concreto que le permita posteriormente desarrollar otra clase de sentimientos o relaciones interpersonales cara a cara.

Sí, posiblemente lo que acabo de decir suena raro e incluso en algunos casos no se corresponde con las vivencias de otras personas. Pero realmente es algo que funciona así. El éxito de Meetic, por ejemplo, se basa en perder usuarios: eso significa que el objetivo de la persona que lo usaba se ha cumplido (encontrar pareja) y por tanto no precisa usar esas aplicaciones más.

Otras, como Tinder, buscan acercar a personas que quieran encuentros sexuales. U otras cosas: dentro de la app he encontrado mucha variedad de individuos. Algunos buscan sólo hablar y no terminan de cerrar un momento para quedar, aunque sea, a tomar una cerveza o un café. Otros explican sus intenciones de manera honesta y van al grano. Otros simplemente prometen ser una cosa por la app y en la realidad son otra completamente distinta. Y así podría seguir hasta casi el infinito.

En este tipo de apps -aparte de Tinder podemos encontrar Happn, 3nder, Wapa (para lesbianas) y Grindr (para gays)- el usuario busca, aparte de una manera de desahogarse (por decirlo de una manera más poética), establecer otros lazos, conocer gente de una manera distinta a la tradicional (y que a veces parece socialmente impuesta). Sí, somos animales sociales, y aunque haya gente que las aborrezca, las redes sociales han permitido establecer relaciones de toda clase y condición con gente que nunca imaginábamos que podríamos hablar.

Bien es cierto que durante muchos años (desde el comienzo del uso cotidiano de internet, allá por los 90, hasta hace menos de diez años) conocer a gente a través de internet era cosa de frikis, de los inadaptados sociales que sólo sabían relacionarse a través de una pantalla. Aparte de que existía también un miedo extendido sobre que no podías fiarte de nadie en aquella red inabarcable porque podía ser un asesino en serie, un psicópata o un pervertido. Afortunadamente todo esto ha cambiado y gracias a la popularización de internet y las nuevas tecnologías este miedo se ha desmitificado y, aunque sigamos estando alerta a la hora de desvirtualizar a alguien, todo es más seguro. Es más, internet y las redes sociales han hecho mucho más por la gente que tiene dificultades para relacionarse y encontrar amigos o pareja o cualquier otro tipo de relación que obligarles a socializar cara a cara.

Las redes sociales ofrecen un colchón, una sujeción, una red que ayuda a amortiguar el impacto de conocer a alguien; cuando el encuentro cara a cara se produce la persona va mucho más preparada que en una cita a pecho descubierto. También es verdad que no se puede deducir mucho de la persona que vamos a desvirtualizar a través de unas fotos, una descripción y un chat, pero nos ayuda a comprender mejor a quién tenemos delante.

Hay personas que no están en absoluto de acuerdo con esta teoría: postulan que con las redes sociales no hacemos más que alejarnos, aislarnos y que terminamos por preferir el contacto a través de la pantalla que en la vida real. Es verdad que ahora mismo el sistema es entrópico, caótico, que nos movemos por extremos… Pero afortunadamente todos los sistemas de toda clase y condición se autorregulan; entran en un proceso de neguentropía para autorregularse y llegar otra vez al equilibrio. En nuestra sociedad hay gente que ha decidido desligarse completamente de la tecnología para volver a lo “tradicional”: no usar ordenadores ni smartphones. Lo opuesto de lo hipster y moderno, vaya.

No se puede sentar cátedra sobre el tema debido a que estamos todavía viviendo este boom en cuanto a redes sociales (aunque algunas estén un poco en declive) y nuevas maneras relacionarse. Pero lo que es innegable es que conforme la sociedad ha avanzado, su tecnología y sus maneras de establecer vínculos también. ¿Es posible que las redes hayan restado algo de magia al conocer a alguien en un bar? Quizá. Pero también han supuesto un paso de gigante para todas aquellas personas que veían a alguien que les gustaba en una discoteca y se refugiaban detrás de una columna en una esquina, porque se morían de vergüenza a la hora de intentar establecer contacto.

Sólo el tiempo dirá si estas apps morirán de éxito o durarán unos pocos años para hundirse en el olvido de toda una generación. Pero quizás, dentro de algunos años, escucharemos a niños preguntar que dónde se conocieron sus padres y éstos les dirán, sin pudor alguno, que a través de una app para ligar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s