Día Mundial del Sida. María José Galindo: “El VIH se ha banalizado completamente”

sesida

Por Citlali Rubio (@CitlaP)

Hoy es el Día Mundial del VIH, una enfermedad que ocupa el sexto puesto mundial en mortandad. Hablamos con María José Galindo, presidenta de SEISIDA, un foro donde las estrategias de la lucha contra el VIH en todos los campos son debatidos entre los implicados: profesionales, instituciones central y autonómicas, sociedades científicas, ONGs, compañías farmacéuticas o colegios profesionales. Galindo ocupa la jefatura de la unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Clínico Universitario de Valencia, y su experiencia en el ámbito del VIH y el sida está más que contrastada, tanto desde un punto de vista clínico-asistencial, como en su implicación en los movimientos sociales.

Según ONUSIDA dentro de los objetivos de desarrollo del milenio, está ponerle fin a la epidemia para el año 2030. ¿Ve esto viable y que sean objetivos que se puedan conseguir en el caso concreto de España?

Yo creo que eso es algo difícil de conseguir. En el mundo occidental probablemente sea más fácil, pero a nivel de los países en vías de desarrollo es más difícil, ya que no se dispone de los recursos económicos y de personal que se necesita para controlar la enfermedad. No obstnate, se tiene que hacer una labor importante porque es un problema de salud pública. Hay que acudir recursos humanos y económicos, y el sistema sanitario es fundamental para que se pueda controlar la enfermedad.

ONUSIDA ha elaborado un proyecto que desgraciadamente ha ido alargándose en el tiempo, la crisis mundial económica ha marcado este proceso. Se ha avanzado mucho porque hay determinadas aéreas geográficas en las que ya se ha visto una tendencia a disminuir los casos de VIH- sida. Pero eso no sucede en muchos otros lugares. Hay que poner objetivos, porque si no, no vamos a conseguir nunca erradicar la enfermedad, pero es complicado.

En nuestro país disponemos de un sistema sanitario que funciona muy bien, disponemos de todos los fármacos que son necesarios para controlar la enfermedad. El problema real que hay es que sigue habiendo muchos nuevos casos anualmente y además a nivel social el desconocimiento de la enfermedad sigue siendo muy importante,aunque ha disminuido el nivel de estigma que había en los años ochenta.

Ha cambiado la vía de transmisión principal. En España hubo una epidemia cuya principal vía de contagio era el consumo de drogas por vía intravenosa y ahora el problema es la transmisión sexual. Hay mucha gente que no siente que pueda estar en riesgo de tener la enfermedad. Estamos en un momento en el que hay una epidemia de enfermedades de transmisión sexual, vemos mucha sífilis, muchas gonococias y otras ETS, entre las que se está transmitiendo el VIH, más en el colectivo de hombres que tienen sexo con hombres. Todo esto se debe a que el estigma ha disminuido, los tratamientos funcionan muy bien y no complican tanto la vida como antes y entonces se le ha perdido el miedo.

El SIDA ha perdido visibilidad porque los avances médicos han hecho que las personas con el virus lleven cada vez una vida más normal, tengan un aspecto sano y una vida más longeva. ¿Cree que la gente joven se ha relajado y no le da la importancia que se merece?

Creo que el VIH se ha banalizado completamente. El VIH es una enfermedad que si se diagnostica precozmente y se trata, se siguen los controles, uno no se llega a morir de ello y se convierte en algo crónico que probablemente te complique menos el día a día que otras enfermedades crónicas. El problema es que tú cambias de ser una persona sana que no necesita ir al médico para nada a depender del sistema sanitario; ir al hospital a recoger medicación cada cierto tiempo y después ir a las consultas que necesites. Puedes tener dificultades más allá de la salud como para encontrar pareja, para desarrollar tu vida personal.

El otro tema importante es que no hay campañas de formación, sólo cuando se acerca el día mundial es cuando los medios de comunicación dan espacio a este tema. El VIH sólo aparece en los medios cuando se comercializa un fármaco nuevo, cuando salen noticias importantes sobre curación o cuando se produce algún avance científico en algún congreso, pero todo de forma muy puntual, prácticamente ha desaparecido de los medios. Se unen varios factores; hay muy poca información, se le ha perdido el miedo y antes se identificaba a las personas infectadas con un aspecto físico deteriorado, ahora las personas tienen un aspecto normal y no se les diferencia. El problema es que las personas se confían del aspecto físico y se están teniendo relaciones sexuales sin protección.

 

Desde el gobierno han reducido las ayudas al sida hasta en un 70%. ¿Cómo se van a conseguir esos objetivos si la inversión en I+D también ha caído?

El recorte de recursos se ha notado de una forma brutal. Ahora desarrollar cualquier proyecto de investigación cuesta mucho más que antes y tienes que ser imaginativo a la hora de resolver el tema. Una cosa que es fundamental es dar información a las personas infectadas, a las no infectadas y a los profesionales sanitarios. Porque muchas veces nos encontramos con que hay compañeros que casi no tienen formación en VIH. Desde SEISIDA estamos desarrollando una campaña de atención primaria para conseguir que desde los médicos de familia se hagan más pruebas de VIH.

Para conseguir erradicar una infección se tienen que hacer varias cosas. La primera es diagnosticar a toda la gente que está infectada, y para eso tiene que ser fácil hacer una prueba diagnóstica y, además ser fácil, conseguir la información necesaria si la prueba te sale positiva. Después lo que hay que hacer es formación a nivel de población general para que sepan cual es la infección y que no se transmite por compartir puesto de trabajo. Sigue viniendo mucha gente desinformada sobre las vías de contagio. Tiene que haber campañas de información y de formación serias que realmente lleguen a los profesionales sanitarios que no se dedican al VIH, pero también a las personas que están en riesgo de desarrollar el VIH y asumir que ahora en estos momentos una persona en riesgo es cualquier persona que tenga relaciones sexuales sin preservativo.

Es importante que se invierta tanto en el Ministerio de Sanidad como en las Comunidades Autónomas. A veces no hacen falta muchos recursos para hacer una buena campaña, para poner en marcha campañas de información, pero hay que darle una mayor visibilidad y una mayor información a población general y a población joven en especial para que sepa qué tiene que hacer. Invertir y recuperar la inversión en I+D es básico. Porque un país sin I+D no va a conseguir progresar en la vida, no puede estar dependiendo de la investigación y los recursos de otros países.

Los retrovirales han evolucionado mucho, ahora no tienen efectos secundarios notorios a simple vista como antes. ¿Cómo son los fármacos actuales para el tratamiento?

Ahora el tratamiento ha cambiado por completo y también los objetivos del tratamiento son distintos. En la primera época, el SIDA era una enfermedad mortal, si te diagnosticaban probablemente ibas a morir. Sacaron fármacos de forma muy rápida para evitar que la gente se muriera. En los años noventa salieron unos fármacos que combinados con otros conseguían frenar el avance de la enfermedad y empezó a verse una mejora y menos muertes. El problema de estos tratamientos era que se tenían que tomar muchas pastillas diarias, hasta 18. Producían muchos efectos secundarios, cambiaba el aspecto físico de las personas. A lo largo de todos estos años se ha ido avanzando y se han conseguido fármacos más cómodos y mucho menos tóxicos y con menos efectos secundarios. Todos los medicamentos de la primera época, que eran los que cambiaban el aspecto de la gente, ahora ya no se utilizan. La gente tiene ahora un aspecto rigurosamente normal. De hecho antes había mucha gente que en cuanto los fármacos le cambiaban el aspecto, dejaba la medicación, porque no quería que se le identificara con el VIH. Sobre todo el aspecto de la redistribución de grasa producido por los fármacos era muy diferente que el aspecto que se tenía por tener el VIH. Ya que en la fase avanzada de la enfermedad la gente se quedaba sin masa muscular y sin masa grasa. Ahora afortunadamente ni vemos ese aspecto deteriorado por el VIH ni por los tratamientos.

¿Cómo han evolucionado los casos de niños que nacieron con el virus y que ahora ya son adultos?

Nosotros estamos viendo ahora los niños que nacieron infectados y que ya están llegando a las consultas de adultos. Yo tengo a una niña que ya tiene 28 años. El problema que ha habido con los niños que se infectaron por transmisión materno-infantil es que los niños no tienen acceso a los mismos fármacos que los adultos, ya que hay algunos fármacos que no se les pueden dar porque causan problemas. Y no había tanta investigación para fármacos en niños. Ahora en los últimos años ya se obliga a las compañías farmacéuticas que hagan estudios en niños paralelamente que en adultos.

Hay niños por los que sus padres o abuelos se preocupaban y se han encargado que se tomaran muy bien la medicación. Han asumido bien la enfermedad, han llegado a la adolescencia y han seguido su tratamiento y han llegado muy bien y con muchas opciones de futuro. Otros niños que lamentablemente por no tener el entorno familiar adecuado y luego en la etapa de la adolescencia es complicada no tomaron bien la medicación, incluso la dejaron, tienen virus que no tienen opciones de tratamiento, afortunadamente son pocos, pero los hay. Es fundamental el trabajo que ha tenido el equipo médico que trabajan unidos a los trabajadores sociales para que los niños se tomen la medicación, con las familias, les facilitan mucho las cosas. Pero llega un momento que los chavales se hacen mayores y tienen que ser ellos los responsables y depende de ellos seguir o no con el tratamiento.

La truvada ha sido aprobada en Francia durante el mes de julio y en otros países como Estados Unidos. Hay detractores porque dicen que el virus se puede hacer más fuerte y hay personas a favor por el avance…

Truvada es una combinación de dos fármacos que se utiliza para tratar el VIH dentro de una triple terapia. Lo que se ha visto es que si tu das truvada a personas que se van a exponer al virus de forma continuada, es decir, para prevenirlo de forma continuada, evita la transmisión. Esa es la realidad. Evitas el VIH pero no otras infecciones de transmisión sexual. La profilaxis pre exposición es efectiva, el problema es que no sólo hay que controlar el VIH sino que el truvada tiene efectos secundarios que hay que vigilar. No se puede dar a gente que tiene problemas de riñón, puede producir descalcificación, y eso hay que vigilarlo y después hay que vigilar que las personas no tengan otras ETS. También hay que comprobar que a la persona que se le vaya a dar no está infectado con el VIH. En España de momento no está aprobado para profilaxis pre exposición. En Francia está con un uso especial y en Reino Unido no se había aprobado darlo, pero sí que se está dando y el laboratorio que fabrica el medicamento ha dado un número determinado de tratamientos. En España se ha elaborado un documento por parte de GESIDA, y a nivel del Ministerio se ha formado un grupo de expertos y se ha elaborado un documento para ver cómo se puede implementar. Yo creo que es útil, aunque no es lo más importante para la enfermedad, porque si tú diagnosticas a todos y tratas a las personas, lo tendrás controlado. Pero sí que hay parte de la población que no usa preservativo ni lo va usar, sería útil detectar estos grupos y ver cómo se puede evitar que se contagien. Pero dar sólo la pastilla no tiene sentido, hay que hacer una valoración, un buen seguimiento, hay que descartar que tengan otras ETS y eso es lo difícil de poner en marcha en España porque no tenemos una infraestructura adecuada.

¿Con qué herramientas cuenta una persona que acaba de ser diagnosticada en España? ¿Cómo puede hacer frente a esta situación?

En este momento afortunadamente con los tratamientos retrovirales, si se lo toman bien, tienen la misma expectativa de vida que otra persona que no tiene VIH. Y si tenemos suerte y se sigue avanzando a nivel mundial en el tema de investigación de la cura, probablemente llegue un momento en el que se pueda curar. Las personas tienen que tomarse y seguir rigurosamente su tratamiento, acompañarlo de todas las recomendaciones de alimentación, ejercicio y demás que le haga su médico, así como no tomar drogas, ya que ahora se ha vuelto a dar un repunte de consumo de drogas. En resumen, cuidarse todo lo posible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s