Black Friday: luces y sombras

Por Alba Clemente (@albaclem)

Hace cuatro años que el Black Friday se instaló en España y desde entonces este día se ha convertido en una cita ineludible en el calendario de todos los españoles. Rebajas, posibilidad de devolver los productos después de un mes y mucho, mucho, marketing han sido los ingredientes perfectos para que este día catalogado ya como el Día del Consumismo haya  triunfado en nuestro país.

Hace apenas cuatro años nadie sabía la existencia de esta fecha, vivíamos abocados a comprar los regalos de navidad con su precio original y si escuchábamos la palabra “Black Friday” probablemente pensábamos que se trataba de un día malo en el calendario, eso de “Black” suena muy mal. Pero al igual que ha pasando con Halloween, que lo celebramos cada año más, el “Viernes negro” o  “Black Friday” es ya una costumbre 100% española y es que no ha habido tienda, tanto gran almacén como pequeño comercio, que no haya decidido sumarse a esta moda.

Si hablamos en cifras, según  el portal blackfriday.sales, los españoles han gastado este viernes alrededor de un 29% más que en el 2015 y el gigante Amazón, la tienda online por excelencia, ha batido records y es que consiguió vender más de 940.000 productos en 24 horas, lo que supone una media de diez artículos por segundo.

Tiendas como Fnac, Amazon, Inditex, Media Mark, el Corte Inglés, La Casa del Libro, Apple o  Ikea son algunos de los ejemplos de marcas que se han unido a la moda del Black Friday. Sin embargo, no ha habido empresa que se haya resistido y es que por ejemplo, las compañías aéreas como Ryanair o Iberia Exprés han ofrecido en su web descuentos de hasta un 40% en los billetes que se compren entre el 21 y el 27 de noviembre.

images

Elpais.com

Pero no iba a ser todo de color de rosa y es que, como diría el dicho “Quien hace la ley, hace la trampa”. Facua lanzó esta semana un mensaje de alerta ante el Black Friday, según organización dedicada a defender los derechos de los consumidores, muchas tiendas al ser conscientes del tirón de ventas que supondrá este día, han subido sus precios los días anteriores al Black Friday con el objetivo de bajar este precio previamente inflado logrando así dejar el producto sin ningún descuento. De hecho, en el 2015 Media Mark se vío inmerso en la polémica al descubrirse que durante las semanas previas al Viernes Negro subieron los precios de sus productos para bajarlos después en el Viernes Negro, quedándose así el producto con el mismo precio de siempre.

Pero la ola de publicidad que hemos recibido desde primeros de noviembre acerca del famoso Viernes Negro no ha acabado aquí y es que ahora ha llegado el “Cyber Monday”. Se trata de otra festividad, de consumismo por supuesto, que se celebra el lunes después del viernes negro con ofertas vía online, es decir, si el viernes la gente podía comprar in situ, probarse la ropa, ver el producto en vivo y en directo, en esta ocasión las ofertas y los descuentos estarán dispones solo rn internet siendo la tecnología la reina de este día. Los descuentos solo estarán disponibles 24 horas: desde las 00.00 del domingo hasta las 00.00 del lunes.

Lo que sí ha quedado claro con este Viernes Negro, y bajo mi opinión consumista, es que este día ha triunfado en España y mucha gente lo ve como una buena oportunidad para comprar sus regalos de navidad y de reyes anticipados con descuento y con posibilidad de cambiarlos sin tener que esperar a las rebajas de enero. Sin embargo, y por mucha publicidad que intenten meternos en la cabeza mediante todas las vías posibles, los descuentos no han subido, salvo excepciones, del 20%. Todo descuento es bien recibido por supuesto pero creo que este día ha triunfado más por toda la publicidad y marketing al que  hemos sido expuestos que a los descuentos que nos han ofrecido. De hecho muchas tiendas han incluido en su black Friday solo descuentos en ciertos productos o en ciertas prendas, dejando de lado productos caros, que han mantenido su precio habitual.

Pero los empresarios han visto en este día un día en el que pueden recaudar mucho dinero. La navidad se acerca, es el periodo más importante para las tiendas puesto que es el rango de fechas en el que más dinero nos gastamos en regalos y qué mejor manera de incentivar estas compras que implantar un día con descuentos y ofertas que atraigan en masa a la población.

En Estados Unidos, se celebra justo un día después del día de Acción de Gracias y en España, aunque no supone una fecha tan importante en el calendario como en EEUU, se ha consolidado de tal forma que todo el mundo espera ansioso a su llegada, planeando desde la misma semana qué productos se van a comprar.

Parece que ya tenemos el segundo día del consumismo más esperado después del 14 de Febrero, San Valentín.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s