Dilma Rousseff, ¿Golpe de Estado o Juicio político?

Por Sara Pérez (@sarap0va)

Brasil comprende la mitad oriental del subcontinente americano, es la primera potencia económica de América del Sur,  desde el año 2007  ha renacido como el líder más importante de la región y hace casi 30 años que conserva una democracia e instituciones fuertes, que desde la destitución de la ya exmandataria Dilma Rousseff están a prueba.

El Senado Brasileño apartó del poder a Rousseff con 61 votos a favor y 20 en contra, al considerarla culpable de “crímenes de responsabilidad” en el que presuntamente incurrió al ordenar un aumento del gasto público en la campaña para su reelección en 2014, sin la autorización del Congreso.  Presuntamente, porque Rousseff todavía no ha sido condenada por ningún juez y muchos de los “compañeros” que han impulsado el ‘impeachment’ (juicio político)  o que han votado a favor de su salida, son aquellos mismos que se encuentran envueltos en tramas de corrupción. Es lo que se ha llamado por parte de los partidarios de la brasileña un verdadero “golpe de Estado”.

El juicio político es parte del ordenamiento jurídico recogido por la Constitución brasileña por lo tanto es legal, pero la cuestión recae sobre la legitimidad del mismo, ya que se ha utilizado un procedimiento de destitución para casos graves sin ser previamente juzgado.

En realidad, en Brasil se ha estirado hasta los límites la parte legal hasta el punto de que se ha ajustado y manipulado a los intereses de diversos partidos políticos, sin tener en cuenta los problemas que puede causar a la legitimidad democrática del país, que tanto esfuerzo supuso para el país suramericano.  El juicio político es algo excepcional y debe realizarse con unos argumentos sólidos, ya que supone la destitución de un presidente.

La salida del Rousseff del Palácio da Alvorada supone la deslegitimación de más de 54 millones de votos en la segunda vuelta en las elecciones de octubre de 2014, lo que supone una ruptura del tejido social, democrático y político del país en un momento clave que se debería caracterizar por la unión de las diferentes corrientes ideológicas para hacer frente a la crisis económica y los problemas de seguridad a los que se enfrentan.

Mientras tanto, Brasil tiene un nuevo Gobierno de Michel Temer, un político que se ha mantenido entre bambalinas esperando su momento, que se ha formado a la sombra del Congreso, el cual ya ha presidido tres veces, sin hacer mucho ruido, tranquilo pero calculador. Temer alude en su poesía a la política polarizada del país, y que desde mayo de este mismo año, cuando ascendió al poder como presidente interino, ha aplicado políticas conservadoras que han llevado a miles de brasileños a salir a la calle a protestar.

   ‘Fora Temer’, decían, dicen, y creo que seguirán diciendo, en un Brasil trabajador,  de clase media-baja y que salió de la pobreza durante los gobiernos del Partido de los Trabajadores (PT). El ya presidente de Brasil carece de popularidad a pesar de que su partido, el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PDMB) tenga más escaños en el Congreso que cualquier otro,  “no va de frente” como lo haría Rousseff pero su política la ha dejado clara y la va aplicar al menos hasta las elecciones de 2018.

En cambio, Rousseff se postuló en su momento como la exguerrillera contra la dictadura, una eficiente ministra de Minas y Energía con el expresidente Lula Da Silvia, de quien sería delfín político, la primera presidenta de la séptima economía mundial con una personalidad fuerte y carismática, que tiene la conciencia tranquila.

Brasil vive su peor momento,  su peor recesión y se prevé que el Producto Interior Bruto (PIB) siga bajando, aumente el desempleo y la inflación, lo que seguramente traiga como consecuencias más inseguridades, miedos y protestas ante un presidente que “no ha sido elegido”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s