Ruta Kahlo, las casas de Frida

Por Citlali Rubio (@citlap)

El miércoles 13 de julio se cumplen 62 años de la muerte de Frida Kahlo (1907 – 1954), pintora, artista, feminista y todo un ícono de la cultura mexicana. Miles de souvenir se venden cada día con su rostro y sus tupidas cejas o con alguna de sus célebres frases. Su legado se ha convertido en uno de los más reclamados por los turistas que llegan a México. Tanto ella como Diego Rivera atraen a millones de personas. Es por eso que hemos preparado esta ruta sin salir de la Ciudad de México para conocer el universo Kahlo. Es importante que visites Coyoacán, donde se ubica la casa azul, barrio en el que ella creció y vivió muchos años, y también el Palacio Nacional o la Secretaría de Educación Pública, ambos edificios gubernamentales decorados con murales de Diego Rivera ya que su relación surgió primero como admiración profesional.

Casa azul

La casa azul de Frida, ubicada en Coyoacán, barrio que simula un pequeño pueblo en medio de la gran urbe que es Distrito Federal. Es la casa que Frida Kahlo heredó de sus padres, dónde se crió y posteriormente vivió con Diego Rivera. Es una insignia del turismo de la zona y suele estar atestada de visitantes con largas colas de espera.
Esta casa construida por el padre de la pintora, tiene la estructura de una casa colonial de la época, principios del S. XX, con un patio central que ayuda a la distribución de las zonas. Fue abierta al público cuatro años después de la muerte de Frida, por mandato de Diego. Aquí podemos ver la famosa cama con el espejo en el techo, donde tanto tiempo pasó en reposo por sus numerosas operaciones. También se mantienen intactas otras habitaciones, como su estudio y la cocina, que es una verdadera obra de arte mexicano.

Si lo que quieres es conocer la obra de ella o de ésta prolífica pareja de artistas, en esta casa no encontraras grandes obras. La mayoría de sus pinturas se encuentran en otros museos y las de él suelen estar en los lugares donde pintó dichos murales. Pero visitar la casa azul se ha convertido en un lugar de peregrinación obligado para los turistas.

Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo

A diferencia de la casa azul que Frida heredó de sus padres, el estudio recibe menos visitas, es más barato y la arquitectura de los edificios es un máximo representante del funcionalismo mexicano. Situado en el barrio de San Ángel, uno de los barrios residenciales más exclusivos de la capital mexicana, llama la atención de todo el que pasa, ya que rompe con la arquitectura de la zona. El color azul para la casa de ella y blanco para la de él saltan a la vista, al igual que su famosa barda hecha de San Pedro, un cactus. Esta casa es donde en 1957 murió Diego Rivera.

Obra del famoso arquitecto Juan de O´Gorman, viejo amigo de juventud de Frida. Realizó una primera obra para mostrársela a Rivera en antiguas canchas de tennis, al muralista, le gustó tanto que le encargó una casa estudio, pero una vez terminado el proyecto no sería una casa si no dos: una para él y otra para ella, unidas por un puente. Juntos, pero separados.

Consta de tres edificios principales y dos secundarios: las dos casas-estudio de la pareja y la del arquitecto, un estudio fotográfico, garaje y cuartos de servicio. Se construyó en 1932, pero la pareja no la habitó hasta dos años después. Compuesta en hormigón armado como material principal, sigue las pautas del funcionalismo: mínimo gasto y máxima utilidad.

En esta casa estudio podemos recrearnos en la arquitectura y su interior que se mantiene casi intacto de cuando lo habitaban. Sirve a la vez de museo con exposiciones temporales de diferentes artistas, así como un nutrido ciclo de actividades culturales.

Museo Dolores Olmedo Patiño

Quizás el menos conocido de los mencionados, pero el más importante si lo que buscas es ver obras de Frida. El museo recibe el nombre de la conocida coleccionista de arte Dolores Olmedo, íntima amiga de Rivera. Esta pinacoteca centra su exposición en la obra de Diego Rivera, con 139 obras en exhibición, y la de Kahlo, con 25. Fue Olmedo en vida (asesorada por el mismo Rivera) quien adquirió poco a poco todas estas piezas, al igual que fue la encargada de convertir la casa azul en museo. Es por eso que visitar el museo es parte esencial para conocer su herencia.

Los turistas suelen visitar las casas anteriores pensando que encontrarán numerosas cuadros, pero no es así. Si tu ilusión es ver la obra de Frida o de Rivera, es mejor que evites las dos anteriores. Como dato adicional, puedes pasar por el bar Tenampa en la plaza Garibaldi, donde en numerosas ocasiones se vio a Frida con una buena botella de tequila, y brindar a su salud.

Anuncios

Un comentario en “Ruta Kahlo, las casas de Frida

  1. Pingback: Septiembre en Madrid | La línea de fuego

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s