El saqueo de las pensiones

FRS_opt

La evolución del Fondo de Reserva de la Seguridad Social. Gráfico: Ministerio de Empleo

Por Nicolás Ribas (@nicolasribas_)

Hace unos meses escribí un artículo que titulé ‘El lenguaje como arma de manipulación política‘ en el que explicaba cómo se utilizan determinados eufemismos para influir y convencer políticamente de las decisiones que se toman.

Durante la pasada campaña electoral y el último año de la legislatura de Mariano Rajoy ha habido una palabra clave: “recuperación”. Una recuperación económica que estaría llegando como consecuencia de las reformas del Partido Popular, la reducción del paro y el crecimiento económico, lo cual se traduce en estabilidad financiera. Pero, ¿es eso realmente así? Las últimas maniobras del Gobierno en funciones invitan a pensar que algo están ocultando.

El 1 de julio, primer viernes tras las elecciones del 26J, el Gobierno en funciones anunció que había sacado 8700 millones de la hucha de las pensiones. Lo hicieron con su habitual desprecio hacia la transparencia y dicha medida no fue anunciada oficialmente por el Consejo de Ministros. Mientras se pasaron toda la campaña electoral asustando a los ancianos con que votar una opción que no fuera el PP suponía poner en riesgo el sistema de pensiones, metieron mano a la caja una vez pasó el peligro de perder las elecciones. Desde luego, no seré yo quien defienda a Zapatero, pero la “herencia” que ha dejado Mariano Rajoy en esta materia es un juego de niños comparado con la gestión del PSOE y Rodríguez Zapatero, quien jamás tocó el Fondo de Reserva de la Seguridad Social (lo que se suele conocer como la “hucha” de las pensiones) y la dejó en máximos históricos: 66.815 millones de euros. A día de hoy, solo quedan 23.881 millones, gracias a la “moderación”, “el bienestar”, “la estabilidad”, “la proporcionalidad”, “la seguridad” y las “garantías” (ver el artículo que cito al principio sobre los eufemismos y el lenguaje en política) ofrecidas por Mariano Rajoy y el PP. ¿Explicaciones del Gobierno? Ninguna. ¿Transparencia? Muy poquita.

Estos hechos chocan con la idea de “recuperación” económica que el Gobierno transmite. No hace falta ser un Premio Nobel en Economía para darse cuenta de que si el empleo crece y el paro se reduce, el Estado pierde menos dinero a la hora de pagar el paro y las prestaciones por desempleo. Si el empleo crece y el paro se reduce, se recaudan más impuestos. Aumenta el poder adquisitivo de los contribuyentes y la demanda interna crece como consecuencia de ello. Pero, entonces, ¿por qué el Gobierno saca dinero del Fondo de Reserva si la economía funciona tan maravillosamente bien? Pues porque sencillamente es mentira. Llevan cuatro años mintiendo descaradamente, situándose como unos excelentes gestores de lo público y de lo privado. Y lo son, sí, lo son montándose una fiesta con el dinero de todos.

Es tan sencillo como entender que la reducción del Fondo de Reserva desde la pasada legislatura hasta ahora se debe a que el Gobierno del PP dejó de aportar fondos extras, porque los ingresos por cotizaciones a la Seguridad Social no han crecido, más bien todo lo contrario. Pero, ¿cómo es posible eso si son tan maravillosamente eficientes generando empleo, reduciendo el paro, aumentando los ingresos de las arcas públicas, así como las cotizaciones a la Seguridad Social?

A mi juicio, hay algunos hechos importantes que responden a estas preguntas. En primer lugar, por la alta tasa de paro, lo cual redujo la recaudación social en los primeros años de la “crisis” económica; en segundo lugar, la creación de empleo es tan precaria que los ingresos no son ni mucho menos suficientes para garantizar lo público; en tercer lugar, porque antes de que empezara el saqueo a manos llenas había sueldos bastante respetables y dignos para las clases medias. Y claro, las pensiones de los nuevos jubilados son más altas, porque tenían sueldos más altos. En cuarto lugar, todo lo relacionado con la precariedad influye muchísimo: bajos salarios, temporalidad de los contratos (estar contratado una semana cuenta como alta en la Seguridad Social y eso ocurre en España), jornadas reducidas, horas de más que no cotizan y en ocasiones no se pagan…

Si seguimos a este ritmo, el Fondo de Reserva se habrá vaciado en un par de años. Si el Fondo de Reserva se vacía, las cotizaciones no son suficientes para pagar las pensiones públicas (que es lo que está pasando ahora, debido a todos los problemas mencionados) y no se encuentran formas de financiación alternativas, el Gobierno tendrá que volver a subir los impuestos para poder pagarlas. Eso que decían que no iban a hacer. Y todo gracias al maravilloso Gobierno de los gestores de lo “eficiente”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s