El Trono de Hierro tiene nombre de mujer

Por Belén Diego (@Belensays_)

Sí, la sexta temporada de Juego de Tronos ha acabado y yo no he podido evitar escribir sobre la gran proyección que todos sus personajes femeninos han tenido, especialmente en esta temporada. Haced memoria, ¿qué trama actual no está protagonizada por una mujer? la de Invernalia podríais decir ya que tienen su “King in the North” pero recordemos que Jon Snow no hubiera vencido en la “La Batalla de los Bastardos” de no haber sido por su queridísima hermana (bueno, ahora todos ya sabemos que en verdad es prima) Sansa Stark.

Precisamente creo que ha sido Sansa el personaje femenino que más ha evolucionado desde el inicio de la temporada. Aquella niña que solo quería casarse con el futuro heredero al trono y salir de Invernalia ha sufrido mucho, muchísimo durante toda la serie. Ha sido prometida con un Rey cruel, todos odiamos a Joffrey, pero es que después vio como ese Rey mataba a su padre y la sustituía por otra esposa, obligandole a casarse con el tío de éste, Tyrion Lannister, quizás el único marido que ha tratado bien a Sansa.

sansa 3

Sansa Stark

Cuando Joffrey murió y todos acusaron a Tyrion y a Sansa, ésta se perdió con Meñique quien la vendió al mejor postor, es decir, los Bolton, familia que gobernaba Invernalia. Así es como la joven Sansa volvió a su hogar pero para convivir con el Lord más cruel, sádico y malvado de todos los tiempos, Ramsay Bolton.

Esta temporada Sansa se ha vengado de su marido más reciente. No solo le ha matado, sino que lo ha disfrutado. En el noveno capítulo de la temporada vemos por fin que Sansa ya no es esa dulce niña, es una mujer que solo quiere venganza, hasta tal punto desea la muerte de Ramsay que avisa a Jon de que no van a recuperar a Rickon, el hermano pequeño de ambos que el Bolton tienen capturado. Sansa no quiere salvar a su hermano, Sansa quiere venganza, recuperar su hogar, el hogar de su familia. Para ello, se alía con Meñique a espaldas de Jon porque lo que importa es vencer y aquí el fin justifica los medios.

Precisamente es la historia de Sansa la que mejor paralelismo realiza con el feminismo de la serie. Sí, es verdad, que desde la primera temporada ha habido personajes femeninos que rompían con el molde de la mujer, Arya Stark, Cersei Lannister o Daenerys Targaryen pero es que según avanzan las tramas no hay ninguna en la que no lleve el poder una mujer. Actualmente es Cersei la que está sentada en el Trono de Hierro, por otro lado, Daenerys está llegando a Poniente con todo su ejercito y sus tres dragones. En el Norte, Jon Snow es el Rey pero su hermana gobierna con él, sin olvidarnos de la brava Lady Lyanna Mormont, la revelación de la temporada. Una niña de 12 años que tiene el valor del Lord más entrenado.

game-of-thrones-yara-daenerys-2

Daenerys y Yara

Retomemos ahora la trama de Khalessi que se une en esta temporada con la de los hermanos Greyjoy, Theon y Yara. Theon ha renunciado a su derecho “legítimo” al trono, solo por ser varon claro, en favor de su hermana, una verdadera comandante que ha vivido en las Islas del Hierro toda su vida. Sin embargo su tío aparece en escena y claro los hombres no quieren que les gobierne una mujer así que ambos hermanos parten a Meeren para ofrecerle un trato a la Madre de los Dragones. En una escena se ha podido ver un cierto “ligoteo” entre ambas. Son muchos los fans que piden que Daenerys y Yara tengan una relación lésbica. Sin duda, este concepto si que sería rompedor, una mujer reinando con otra mujer a su lado, sin necesidad de ningún Rey o protector. Además aquí entran en juego también las Víboras de la Arena y la Reina de Espinas, ya que todas apoyarán a Daenerys contra los Lannister.

Por otro lado, uno personaje de los más odiados de la serie, Cersei Lannister, ha llegado al trono. Personalmente me encanta Cersei, es un personaje moralmente reprochable, recordemos que tiene relaciones con su hermano y un sentido de la venganza totalmente deshumanizado. No obstante, siempre ha dejado claro que hará lo que sea necesario para conseguir lo que quiere, y lo que quiere es poder para sus hijos. Ha estado dispuesta a dinamitar el Gran Septo solo para acabar con aquellos que querían juzgarla y arriesgándose a perder a su hijo, lo ha perdido, pero ahora ella tiene el poder, por primera vez no es Reina consorte, ni Reina regente, es Reina sin más.

Cersei

Cersei Lannister

Por último pero no menos importante tenemos a Arya Stark. La pequeña de los de Invernalia siempre ha sido un personaje envidiable para el resto de mujeres. Una niña que no quiere clases de danza pero si de espada, que vive pensando en vengar a los asesinos de su familia y ya ha empezado, precisamente por Walder Frey, el culpable de la sangrienta Boda Roja. De este modo, las dos Stark han conseguido destruir a sus dos casas rivales, los Bolton y los Frey.

Arya

Arya Stark matando a Walder Frey

En definitiva, una serie que empezó llena de reyes esta ahora plagada de reinas, de mujeres que cada vez necesitan menos a los hombres porque tienen el poder. Mujeres independientes, poderosas, que no se limitan a aceptar el rol de “mujer de” o “madre de”, sino que quieren ser sin más sin un “de” que indique propiedad. Juego de Tronos será un matriarcado y espero que el primero de muchos, porque en el Trono de Hierro se terminará sentando una mujer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s