Litros de talento para iniciar el verano

DSC_0011

El grupo Fizzy Soup, encargados de abrir el Sandevid Festival.

Por Ana Rodríguez (@AnaRodriguez_24) y Carmen Sánchez (@edhelgrim)

Que el mundo de la música es un sitio inhóspito donde triunfar es más que difícil es una realidad. Que de vez en cuando surgen bandas que merecen la pena pero quedan eclipsadas entre los miles de sonidos que pululan por Internet o no pueden acceder a la difusión que deberían, también lo es.

Por ello, Sandevid (sí, los de los tintos de verano, no todo va a ser beber) lleva a cabo la iniciativa #Litrosdetalento, bajo la cual han organizado el Sandevid Festival. La reunión tuvo lugar el pasado miércoles en el patio de La Casa Encendida (Madrid), donde cuatro bandas se reunieron para mostrar al público su trabajo. Nosotros estuvimos con ellos y esto fue lo que pasó.

Eran poco más de las ocho de la tarde cuando cuatro jóvenes decidieron subirse al escenario de este “Festival del Tinto” para enseñarnos que existen muchas formas de hacer buena música.  Fizzy Soup fue el primer grupo  en subirse a las luces del éxito y en sufrir los problemas del directo. Elegir un estilo en el que encasillar a esta banda es algo complicado ya que son capaces de combinar en un mismo sonido géneros tan dispares como el indie, folk o soul .

Sonia y Javi (dos de los integrantes del grupo) decidieron allá por 2012 que tenían que dedicarse a la música. Y así lo hicieron. Su primer trabajo se editó en 2014 gracias a una campaña de crowfunding, algo que también les hizo ser diferentes. Con “Wood Rooom” consiguieron girar por todo el país y ganar más de dos y de tres premios. Fizzy Soup es una banda de “andar por casa”. Ellos mismos se organizan sus giras, se encargan de gestionar sus redes sociales, diseñan su imagen y sobre todo hacen buena música; una música llena de energía. Tienen mucho que aprender pero sin duda es un grupo que merece una oportunidad.

Ellos se definen a sí mismos de una forma un poco peculiar: “cocinamos canciones, viajamos en un coche escacharrado, somos bajitos, desayunamos café y cenamos sopa”. DSC_0053.JPGNo sabemos si todo esto será verdad lo que sí que podemos decirles es que son capaces de contar historias a través de su música.

A Fizzy Soup les siguieron Gole Yaika, una banda de indie-rock madrileña que empezó su andadura en 2010. Este grupo integrado por cuatro chicos fue el único que se atrevió con temas en español, pese a que provienen del british pop, por lo que sus primeros trabajos fueron en inglés.

Han pisado escenarios como el de la emblemática Joy Eslava y, aunque se ve que ponen ganas en lo que hacen, no dejan todavía de sonar con ese deje a banda adolescente -grupies incluidas-, con letras un tanto vacías y un sonido que, aunque tiene una parte de marca propia, le falta algo de empaque.

Los terceros en subirse al escenario fueron Taiacore. Lo hicieron llenos de energía. La música y el tinto se impusieron al calor y la madrileña Marta Tai – con una voz que emociona – se presentó junto a su compañero Vincenzo Tancorre  para conseguir que todos aquellos que no sean fieles seguidores del indie-folk dejaran de cruzar los brazos y disfrutaran con este tipo de música. ¿Y sabéis qué? Lo consiguieron.

Dos músicos de origen diferente – una madrileña y un romano- tuvieron el placer de

DSC_0081.JPG

TaiaCore inundaron el escenario con su música indie-folk.

coincidir hace unos años en Berlín.  Y desde entonces las calles de la ciudad en la que nació este grupo, California, Roma o Madrid han podido disfrutar de la energía que transmite este grupo.  Su actuación en “Sandevid Festival” fue especial y al mismo tiempo diferente.  La voz de Marta Tai junto a la genialidad de Vincenzo a las cuerdas de la guitarra o el banjo son algunos de los ingredientes de su música.  Recuerden su nombre porque este dúo dará mucho que hablar …

Los encargados de cerrar este mini festival de Sandevid fueron Mamita Papaya, cuatro chicos con un marcado estilo malasañero, camisas estampadas de alguna tienda vintage y acento andaluz que, si bien desentona un tanto con la estética del grupo, resulta fundamental en el buen rollo que transmiten.

Guitarra, bajo, batería y ukelele (y ocasionalmente, armónica) acompañaron el acento andaluz, junto a los coros de un Los Mamita Papaya llenaron el escenario de música festiva y ofrecieron un cierre a estos cuatro conciertos que dejó a los asistentes con más que buen sabor de boca para repetir.

DSC_0100.JPG

Y para quien se haya quedado con ganas de más, uno de estos grupos tendrá la oportunidad de tocar en el Festival Gigante, que se celebra en Guadalajara los próximos 2 y 3 de septiembre, por cuyo escenario desfilarán artistas de la talla de Amaral, Quique González, Zahara o Second, y cuyas entradas ya están a la venta.

Anuncios

2 comentarios en “Litros de talento para iniciar el verano

  1. Pingback: Sonograma se apunta un tanto ‘Gigante’ | La línea de fuego

  2. Pingback: Un festival con ‘G’ de Gigante | La línea de fuego

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s