Mi Grecia querida

IMG_20160508_202924

Por Belén Diego (@Belensays_)

Hace una semana estaba en este bello país que tantas buenas cosas ha dado al mundo en general y a occidente en particular. No es que yo sea una enamorada de Grecia, que también, pero es que cada vez que voy me gana más. Grecia es un país con historia, que emana mitología, los dioses siguen cuidando de sus ciudades y mientras Atenea se encarga de la capital Poseidón vigila el puerto de la misma.

Si, Grecia no está pasando su mejor momento. Todos lo sabemos y también se nota cuando vas allí. Los griegos te explican que no está siendo una época fácil. Aún así, son del sur y es muy difícil que pierdan su alegría a pesar de todos los problemas. Siguen manteniendo su carácter hospitalario, ese que te hace sentir como si estuvieras en casa.

IMG_20160508_202912

Syntagma tras la manifestación

Por otro lado está la juventud griega, comprometidos como los que más para sacar a su país adelante. Mis vacaciones han coincidido con un fin de semana bastante ajetreado políticamente hablando. Los dos primeros días el metro estuvo cerrado, huelga. El tercer día una manifestación paralizó la conocida plaza Syntagma durante todo el día. Sobre las ocho de la tarde, un grupo de manifestantes subió a Lykavitos, una montaña con un mirador sobre Atenas donde todos los turistas van (vamos) a ver el atardecer. Desde allí colgaron una pancarta de dimensiones gigantescas. No aguantó mucho pues poco después, nada más y nada menos que 12 policías (y dos agentes de la policía secreta) subieron hasta allí para retirarla. Claro que está mal que la Policía lo quite por esas cosas de la libertad de expresión así que fueron los agentes secretos los que retiraron el cartel para que a ojos de los turistas no quedara tan mal porque Grecia es un país que vive del turismo o al menos lo intenta ya que ha perdido la mayoría de sus aeropuertos.

IMG_20160507_114726

Pintada en contra de trabajar los domingos

La Unión Europea está “rescatando” a Grecia. Sin embargo están pagando un alto precio por ello, perder los aeropuertos con más flujo de pasajeros es sólo una parte. Los recortes no dejan de asolar a un pueblo que sigue con ganas de luchar. La manifestación de la que os hablo iba en contra del recorte de las pensiones, el cuarto consecutivo.

Lo cierto es que volví de allí con una alegría que no sé bien como explicar. El sentimiento de lucha, de creer que todo puede cambiar, el no resignarse a la situación me ha hecho recordar la gran potencia cultural que es Grecia. Estoy segura de que saldrán adelante porque a Grecia todavía le queda por vivir una eternidad y un día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s