Los caminos del arte son inescrutables

Por Borja Romero Calero (@borhopes)

“El cine es la escritura moderna cuya tinta es la luz”, escribía Jean Cocteau en 1946 hablando de esa relación evidente entre el escribir y el filmar, esa escritura en imágenes de la que tanto habla el autor.

Al leer la cita anterior me enfrasqué pensando acerca de los confusos límites de las disciplinas artísticas y del lugar desde donde nace el arte partiendo de esa relación inevitable de la literatura y el cine. Grandísimas películas como Kill Bill, La piel que habito o La edad de la inocencia se inspiran o se basan en libros, textos, cómics… obra literaria en general. Tal vez al comprobar el gigantesco número de este tipo de películas o al darnos cuenta de que esa película que es tu favorita desde que tienes uso de razón tiene un libro que le precede será cuando te preguntes si la gallina puso el huevo o si fue la gallina la que salió del huevo.

5436025feec40

Películas basadas en bestsellers 

Sin que haga falta buscar en partidas de nacimiento hemos llegado a un punto en el que tenemos claro que la escritura y el cine son hermanas mellizas separadas al nacer que se reencontraron pasados los años, descubriendo a la vez que tenían otras hermanas (la pintura, la escultura, el dibujo,…). Así al buscar al progenitor de todas llegaríamos a una procedencia nublada en la que divisaríamos colores, tradiciones, emociones, situaciones cotidianas y mil cosas más; esa nube creadora sería la que clasificamos, encerrando y restringiendo su contenido, como arte. Arte es solo una etiqueta más dentro del juego de orden político que siempre tiene preparados pósits de colores para ordenarnos lo inordenable y que juguemos con sus normas, a pesar de esto, hemos conseguido sacar esta palabra de un significado fijo para darle una extensa gama de significados y si no que pregunten a los vanguardistas que han jugado con el arte, las definiciones y las convenciones.

kosuth

Art as Idea as Idea – Joseph Kosuth (1967)

Personalmente mi imagen del arte es un conjunto de musas pandilleras que se reúnen en aquelarre a medianoche compartiendo delirios y palomitas mientras ven todos los reality shows que emiten bajo ellas comentando a voces, todas a la vez, lo que más le gusta a cada una. Aunque no se pueda ni se deba dar una definición cerrada y cohibitiva del arte -que siempre nos sería desmontada- es imposible no afirmar su fuerza y su omnipresencia llegando a nosotros por cualquier vía y en cualquier forma como si del dios griego Zeus se tratase.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s