Un día más en la playa

Otegi_opt (1)

Por Daniel Sandmeier Acosta*

Corría el año 1997, un julio veraniego cualquiera. Arnaldo Otegi decidió ir el día 12 a la playa con su familia. Una decisión de lo más cotidiana y mundana de no ser porque ese día ETA decidió asesinar a un joven concejal del municipio de Ermua.

He decidido empezar por ahí a raíz de la valiente entrevista que Jordi Évole le hizo a Otegi y que ha sido de reciente emisión en televisión. Uno de los momentos que más me impactó fue justamente eso, cuando dijo que estaba en la playa. Mientras que el resto del país vivía con el corazón en un puño esa macabra cuenta atrás, este importante líder político decidió ir a la playa con su familia.

Creo que esa imagen representa muy bien la actitud de una parte de la sociedad vasca durante muchas décadas. Una actitud de odio, burla y desprecio hacia los que no pensaban igual que ellos.

Han pasado 19 años desde ese momento. Muchas cosas han cambiado en Euskadi, para mejor debo decir, y me alegro mucho de poder decirlo. La actitud de la izquierda abertzale ha ido cambiando, desde una actitud completamente particularista, como describió el gran Ortega y Gasset, hacia una forma de vida más sosegada y empática con el que es y piensa diferente.

Quedan muchas cosas por cambiar, mejorar y normalizar; mucho dolor, odio y rencor que curar. Pero me atrevería a decir que vamos bien, tanto la sociedad vasca en particular como toda la sociedad española en general. Hay lugar para la esperanza, pues ha desaparecido el elemento más desestabilizador para cualquier sociedad democrática: el miedo.

No me gustaría terminar éste primer artículo mío sin reconocer la buena labor de Jordi Évole. Al haber entrevistado a Arnaldo Otegi ha demostrado valentía y un buen hacer periodístico. Valentía por saber las críticas que desde ciertos sectores se le iban a hacer, y que en algunos casos han llegado a ser muy duras, llegando a la amenaza de muerte. Y buen hacer periodístico porque a pesar de ello, la ha llevado a cabo, debido al indudable interés social y político que tiene una entrevista de estas características. Que se puedan llevar a cabo hacen que me sienta un poco más orgulloso del país en el que vivo, en el que se puede escuchar al que piensa diferente y en el que cada ciudadano pueda formarse una opinión propia sobre el asunto a raíz de lo que ha visto y escuchado.

52 años de conflicto vasco: una historia cultural

*Daniel Sandmeier es doble licenciado en Derecho y Administración de Empresas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s