Día del Libro: Directores que escriben sus películas

Por Verónica Living (@cardiodrama)

Hay algo que tienen en común la literatura y el cine que a menudo escapa a los ojos, pero no a los sentidos, y es la escritura. Está claro que hay una relación verdaderamente profunda entre estas dos disciplinas artísticas. En numerosas obras podemos encontrar la una inmiscuida en la otra, como intrusas o como cómplices, pueden estar ensalzadas de manera casi inconsciente. Podemos encontrarlas unidas de mil maneras, sorprenderlas juntas en la cama como si fueran dos amantes furtivos, paseando juntas por un parque al atardecer, peleando, gritándose, lanzándose cuchillos, o incluso siendo tocadas por las mismas manos. Estoy hablando de que el elemento en común que tengan sea una misma persona, estoy hablando de directores de cine que escriben sus películas, o de guionistas que las dirigen.

allen-w

Página de un manuscrito de Woody Allen

Desde personajes conocidísimos como Tarantino o Woody Allen, que además tienen la capacidad de crear un universo fílmico muy propio y reconocible, hasta nombres clásicos como pueden ser Billy Wilder o Francis Ford Coppola, son muchos los casos en los que esto ocurre. La línea entre director y guionista se diluye para dejar paso a grandes cineastas y sobre todo a grandes  películas.

ss_monroe_preseley3

Guion de Con faldas y a lo loco, de Billy Wilder y A. L. Diamond

Más allá de las imágenes que vemos en pantalla, se esconden horas de escritura. Escritura del guion y escritura de la película, del lenguaje cinematográfico con el que va a ser contada. Pensemos en Pulp Fiction, con esa atemporalidad, esas historias que se superponen las unas a las otras, esa Mia Wallace con sus palabras y su casi muerte, que la han vuelto inmortal. Pensemos en Annie Hall, en La rosa púrpura de El Cairo, en Balas sobre Broadway (tiene tantos guiones geniales este señor…), en el ingenio a la hora de escribir lo que va a ocurrir en la película y en el ingenio a la hora de llevarlo a cabo. Porque el paso del guion al film es duro, amigos, quizá sobre todo para el guionista, que ve cómo su idea se transforma y se transfigura en un nuevo ser. Debo suponer que para estos tipos, el drama debe de ser más llevadero. Y más viendo maravillosos resultados como El apartamento, Con faldas y a lo loco. Pensemos en los hermanos Coen y sus diálogos, en El gran Lebowski, en O Brother. Veámoslas.

guion pulp fiction

Fragmento de un famoso diálogo de Pulp Fiction, de Quentin Tarantino

Para los amantes del cine, pocas cosas hay más placenteras que contemplar un buen guion en una buena película.

tumblr_static_tumblr_static_filename_640

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s