Siria, vivir o morir

ImageResizer.net - vkkf78jqg2j4n57 (1)

Por Ana Rodríguez (AnaRodriguez_24)

Cinco años y 65.000 personas desaparecidas tras haber sido detenidas por las fuerzas gubernamentales, según datos recogidos por la Red Siria de Derechos Humanos. 25.000 personas que han sufrido en sus propias carnes la definición de qué es violencia, según la ONU.  6,6 millones de personas desplazadas dentro del territorio sirio  y más de 4 millones de personas que han tenido que huir de su país, para quizá, quien sabe, nunca volver. Consecuencias de la guerra.

Hay aniversarios que vale más no celebrar. Y este es uno de ellos. El pasado 15 de marzo entre crímenes de guerra y suspiros de esperanza  se cumplían cinco años desde que las protestas pacíficas de Siria fueran brutalmente reprimidas por el gobierno de Bachar Al Asad dando lugar a una guerra civil que se ha convertido en una de las mayores crisis humanitarias de nuestro tiempo.

1457978506_610778_1457978534_noticia_normal

Fuente: El País

En 2011 en Oriente Medio y el Norte de África la gente salió a la calle desafiando a un poder autoritario, abriendo las puertas a lo que ellos querían que fuera una nueva era. Un  nuevo tiempo –soñaban- en el que no se reprimiera a los que se atrevieran a luchar por una sociedad más justa. Túnez fue quien dio el pistoletazo de salida y en cuestión de semanas las revueltas se extendieron a Egipto, Yemen, Bahréin, Libia y Siria.

Sin embargo, en Siria la esperanza que se ocultaba bajo el nombre de “Primavera Árabe” quedó enterrada bajo las cenizas de la guerra. Tres días después del inicio del levantamiento, el 18 de marzo de 2011, las fuerzas del gobierno sirio comenzaron con la represión disparando contra los ciudadanos que se manifestaban pacíficamente en la ciudad de Deraa. Dispararon contra manifestantes que pedían la libertad de unos jóvenes muchachos que estaban siendo torturados por pintar en la pared de su colegio “Es su turno, Doctor”, haciendo referencia a Asad, que es oftalmólogo. Un grafitti y una manifestación. La guerra había comenzado.

Las protestas civiles sirias continuaron, no de forma simultánea, sino sucesivamente, por la mayor parte del país. Desde el principio, la represión de las protestas corrió a cargo del Ejército. La sociedad civil no podía soportar esta situación y decidió alzarse en armas junto con algunos sectores del ejército formando lo que conocemos como el Frente Islámico Sirio. A ellos se sumaron otros grupos opositores con el objetivo de derrocar al régimen de Al Assad. Estamos hablando del Frente Islámico Sirio y grupos yihadistas vinculados a Al-Qaeda. El hecho de querer contener la rebelión acabó en una guerra civil con una gran diversidad de grupos rebeldes.

Para entender este conflicto es necesario conocer las diferentes corrientes islámicas: el chiismo y el sunismo. Una de las características que los diferencia es que los chiítas consideran que sólo los descendientes directos de Mahoma pueden ser líderes de la fe; mientras que para los sunitas este requisito no es necesario. Los sunitas están extendidos sobre todo en el norte de África, la Península Arábiga y parte de Asia Central. Los chiítas, por su parte, viven mayoritariamente en lo que hoy conocemos como Irán e Irak. Siria es un país de mayoría sunita. En cambio Bashar Al-Assad pertenece a la comunidad chií. Esta es una de las razones por la que Assad decidió no abandonar el poder tras el estallido de la Primavera Árabe y llevó a su país a una guerra civil.

Al ser una zona estratégica no tardaron en llegar a la oposición apoyos. Apoyos que permitieron a los rebeldes ocupar zonas de población mayoritariamente sunita. Varios meses después del estallido de la “Primavera Árabe” llegaron a la zona grupos yihadistas radicales que se unieron al bando rebelde para derrocar a Bashar Al Assad. Grupos que no quieren para Siria lo mismo que el bando rebelde, por lo que no hizo falta mucho tiempo para que empezaran los enfrentamientos entre ambas partes.

Por su parte, el gobierno sirio optó por formar un “círculo” defensivo alrededor de Damasco. ¿Con qué objetivo? Eliminar los rebeldes de la ciudad de Homs y atacar la resistencia de Alepo. No fue posible. Demasiado desencanto con el régimen. Demasiados rebeldes queriendo cambiar la situación. ¿Qué hizo Al Assad? Cambiar su estrategia con el objetivo de dominar Homs y Damasco. Todo ello llevó a que el 21 de agosto de 2013 la guerra de siria cambiara su hoja de ruta. Este día murieron 1.429 personas tras ser atacados por cohetes que portaban armas químicas. En este momento y después de casi dos años de violencia indiscriminada, la comunidad internacional decidió tomar cartas en el asunto.

No sirvió de nada. En Siria siguieron y siguen muriendo inocentes a diario. En el último trimestre del año pasado, Rusia decidió apoyar al gobierno sirio con ataques aéreos aparentemente dirigidos hacia el Estado Islámico. Más muerte. Más hambre. Menos soluciones. Y una vez más: Miedo. “El miedo ha tomado el control. Los niños esperan su turno para ser asesinados. Incluso los adultos viven esperando que les toque morir. ¿Cuándo me tocará a mí?”, dice Rihab, una madre en Ghouta oriental a la Fundación Save The Children.

En este vídeo se puede entender el porqué de estos cinco años de sufrimiento porque tal y como dicen los directores, para entender el presente hay que entender el pasado.

En medio de esta espiral de atrocidades que esta semana ha celebrado su quinto aniversario se encuentran los civiles que luchan por vivir cada día. Vulnerabilidad y fuerza en una misma persona. Quieren que el mundo escuche su historia. Quieren vivir. Por favor, permitámosles hacerlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s