El arte callejero de Banksy: nuevas formas de transformación social

Snowden - SML Art

Edward Snowden, bajo la inscripción de ‘Truth is comming and cannot be stopped’, en referencia a las filtraciones que realizó a la prensa sobre espionaje. Grafiti: SLM Art

Por Nicolás Ribas (@nicolasribas_)

Históricamente, el arte ha sido la forma de comunicación escogida por escritores, poetas, pintores, músicos, cineastas y otra clase de artistas para expresar y plasmar abiertamente una serie de inquietudes, ideas y valores y con el objetivo de influir e interactuar tanto con la sociedad como con el mundo que les rodeaba. El arte es una de las formas más abstractas de comunicación que hay y, por tanto, subjetiva y abierta a toda clase de percepciones e interpretaciones. El valor de la obra depende del ojo que la observa y es difícil establecer patrones y valores artísticos universales.

Una de las ramas del arte que mayor popularidad ha ganado desde la década de los 60 es el denominado arte callejero (street art en inglés), aquel que describe el arte urbano que engloba toda expresión artística realizada en la calle de forma ilegal. Su origen se sitúa en los guetos afroamericanos y latinos de Nueva York.

Muro de Jerusalem (Banksy)_opt (1)

Imágenes de un cielo azul, con paisajes que se cuelan a través de pequeños huecos con niños atrapados en el otro lado del muro. Grafiti de Banksy, sobre el «muro de la vergüenza» en Cisjordania.

Banksy, el seudónimo con el que el autor firma sus obras, es una auténtica leyenda del arte callejero y de la cultura popular. Casi todos sus grafitis cumplen una función de crítica social y concienciación política: hace llegar su mensaje de forma masiva y su repercusión es tal que tiene la capacidad de hacer reflexionar y, por qué no, de transformar el imaginario colectivo, la conciencia social común que compartimos con la sociedad.

El grafitero se ha mostrado muy crítico con las durísimas imágenes que nos están llegando de todas aquellas personas que, en situaciones de guerra, han huido de sus países de origen con el objetivo de solicitar asilo político en los países de la UE (Unión Europea).

Steve Jobs Calais_opt

Steve Jobs, hijo de un inmigrante sirio, es retratado por Banksy en el campamento de refugiados de Calais (Francia).

La UE no solo no ha sido capaz de gestionar adecuadamente este gravísimo problema, sino que ha tomado decisiones de dudosa legalidad, de acuerdo a lo establecido por la convención de Ginebra en materia de refugiados.

En este sentido, una de sus últimas pintadas apareció en la embajada francesa en Londres, después de que la policía francesa desalojara violentamente el campamento de refugiados de Calais. El artista plasmó la imagen de la Cosette, protagonista de la novela de Víctor Hugo Les Misérables, en la cual el poeta y escritor francés defiende a las personas que viven situaciones de opresión, independientemente de su origen y del contexto sociohistórico. Fue en el propio campamento de Calais donde apareció un nuevo mural del grafitero, que tenía como título El hijo de un inmigrante de Siria y en el cual se muestra a Steve Jobs como refugiado, con una mochila al hombro y un ordenador Macintosh en su mano derecha.

Cosette_opt

La Cosette, protagonista de Les Misérables, llora a causa de la nube tóxica procedente del gas lacrimógeno abierto en el suelo.

Pero sus acciones de protesta respecto a las imágenes de la vergüenza que hunden al continente europeo en un naufragio moral sin precedentes no terminan aquí. Théodore Géricault, el pintor francés perteneciente al romanticismo, también fue una de sus fuentes de inspiración, y Banksy hizo su propia versión de La balsa de la Medusa la embarcación repleta de inmigrantes que intenta desesperadamente llamar la atención de un yate de lujo.

La Balsa de la Medusa_opt

Banksy reinterpreta La balsa de la Medusa, obra del pintor Théodore Géricault.

Para Banksy, el arte callejero representa una forma de reivindicación política y que expresa mediante el grafiti. Más allá de todo el misterio que le rodea (no se poseen datos biográficos sobre él y nadie sabe quién es, excepto su círculo más cercano), es innegable que se trata de un artista muy cotizado, polémico e influyente y admirado y odiado, como suele ocurrir con todos los grandes genios. No necesita publicidad, ya que sus creaciones han dado la vuelta al mundo y hablan por sí solas. Son muchos los que han intentado arruinar sus obras, ya sea destruyéndolas o subastándolas a precios prohibitivos. No obstante, es admirado por muchos otros, que siguen sus enseñanzas y tratan de seguir sus pasos.

Anuncios

Un comentario en “El arte callejero de Banksy: nuevas formas de transformación social

  1. El verdadero artista no necesita dar la cara, ni ser una figura reconocida. Su arte es de todos, libre a la interpretación y a las diversas sensibilidades de cada quien. El arte de Banksy me fascina por eso. Nadie sabe quién es, si es una persona o un colectivo. No importa si es un criminal o el gran artista de nuestros tiempos. Es tan capaz de armar un mural en plena calle como de irrumpir en un museo y colgar sus obras, aunque éstas se exhiban por unos minutos. Por eso creo más en Banksy que en Andy Warhol y sus 15 minutos de fama.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s