¿Dónde están las fronteras?

Turquía-Siria

Por Carmen Sánchez (@edhelgrim)

Desde hace meses, Turquía anunció su intención de sellar su frontera sur con Siria, esa zona que sólo está definida a través de verjas, rollos de alambre de espino o carteles que avisan de posibles bombas en algunos tramos de sus casi mil kilómetros. Aunque hasta el momento Turquía no había llevado a cabo su plan, según informa El País, una docena de albañiles fabrican un muro de hormigón con bloques de 3 metros de alto por dos de ancho que se colocarán a lo largo de 135 kilómetros de frontera.

A través de este paso, durante los 5 años de guerra civil siria, han entrado miles de combatientes en el territorio en conflicto, pero también miles de refugiados han conseguido huir del horror de la guerra. Según relata uno de los obreros al diario El País, mientras trabajan en la construcción del muro, los militantes del Daesh están a plena vista y en ocasiones disparan contra ellos. “Un día llegaron unos milicianos turcos rebeldes con pistolas y nos amenazaron para que abandonásemos la obra. Nos dijeron que íbamos a fastidiarles el negocio, ya que ellos son los que trasladan ilegalmente a muchos refugiados a este lado de la frontera”, aseguró.

Es cierto que desde que comenzase la construcción del muro la seguridad ha aumentado, aunque no tanto por la materialización de la frontera, sino por el refuerzo de la presencia militar en la zona. Según informa El País, esta misma semana fueron detenidas 34 personas que portaban 15 kilos de explosivos. De la misma manera, aunque el muro dificulte el tráfico de materiales y personas, no lo erradica. Las mafias, como dicen los propios obreros, están al acecho y encontrarán otra vía de escape o de entrada que ofrecer.

Mientras tanto, desde el otro lado de la frontera, donde la guerra es sólo una amenaza cuya sangre nos llega muy de vez en cuando, la única manera que se nos ocurre de acabar con el problema es levantar muros, aislarlo y no volver a mirar a ese lado del Mediterráneo.

Esa “solución” tan de la guerra fría de levantar muros y aislar, pero puesta en escena en plena gobalización. Lejos de hacer a todos partícipes y conscientes de un conflicto que cuenta con más de 300.000 muertos civiles y más de 12 millones de “desplazados”, un conflicto que se ha convertido en global con la intervención de decenas de países, lo hace más ajeno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s