“La vida necesitó inventar la muerte para ser posible”

Chronic_lymphocytic_leukemia

Por Ana Rodríguez (@AnaRodriguez_24)

“Tengo cáncer”, susurra Mayka entre sollozos. Ella es una de las  215.534 personas que cada día luchan por superar el cáncer, en su caso, la leucemia linfática crónica (LCC). Este cáncer es una enfermedad de la sangre en el que la médula ósea y los órganos del sistema linfático, como los ganglios o el bazo, producen demasiados linfocitos B, un tipo de glóbulo blanco.  En comparación con otros tipos de leucemia, la LCC, por lo general, se desarrolla lentamente, pudiendo llegar a pasar años sin presentar ningún síntoma.

En las últimas décadas se han abierto nuevas puertas en el diagnóstico y tratamiento de esta enfermedad basadas principalmente en el conocimiento de sus causas y mecanismos moleculares. El cáncer no  deja de ser una mutación provocada porque algunas células de nuestro cuerpo se dividen sin control llegando a invadir otros tejidos e incluso ocupando lugares de nuestro organismo que no les son propios, causando la progresiva destrucción de los mismos.

“Conocer no significa curar, pero sin conocer no se podrá curar”

“Conocer no significa curar, pero sin conocer no se podrá curar”, explica Carlos López Otín, catedrático de Bioquímica y Biología Molecular en la Universidad de Oviedo. A su juicio, hay que distinguir entre tipos de tumores, ya que la palabra cáncer encierra más de 200 tipos de enfermedades distintas.

 Carlos López Otín, catedrático de Bioquímica y Biología Molecular en la Universidad de Oviedo. FOTO: El Mundo

Carlos López Otín, catedrático de Bioquímica y Biología Molecular en la Universidad de Oviedo. FOTO: El Mundo

Cada  tipo de enfermedad tiene características  muy diferentes al resto de los cánceres, pudiendo considerarse enfermedades independientes, con sus causas, su evolución y su tratamiento específicos.

En el ámbito de la oncología, la especialidad médica que estudia los tumores y su tratamiento, López Otín y su grupo de trabajo han descubierto más de 60 nuevos genes codificantes de preoteasas. Todos ellos les han permitido encontrar mecanismos que permitan acabar con el cáncer.

Los médicos, por su parte, investigan cada día para dar una nueva oportunidad a todas aquellas personas que padecen esta enfermedad.  En su opinión, “toda enfermedad tiene una lógica que se tiene que llegar a entender y si lo conseguimos habremos conseguido encontrar lo necesario para curarla”.

Mayka mantiene la esperanza, pero aun así ha entrado en ese bucle en el que entra cualquiera que está pasando por ello. “Una persona que va a morir olvida que va a morir y un segundo después lo recuerda”, explica Mayka y es que el  cáncer trae consigo múltiples temores asociados a los síntomas físicos presentes, a los cambios emocionales y afectivos, a inquietudes existenciales y a  una variedad de preocupaciones que contribuyen de manera conjunta al sufrimiento.

La luz al final del túnel

La caracterización del primer genoma humano devolvió y devuelve cada día la esperanza a personas como Mayka. Este  proyecto de investigación científica fue creado con el objetivo fundamental de determinar la secuencia de pares de bases químicas que componen el ADN e identificar los aproximadamente 20.000-25.000 genes del genoma humano desde un punto de vista físico y funcional.

“¿Qué tiene que ver entonces  el cáncer con nuestros genes?”, pregunta la paciente. La respuesta es muy sencilla, la caracterización del primer genoma humano permitió abordar por primera vez toda la secuenciación sistemática en gran número de genes implicados en la LCC y otros tipos de cáncer.

Sin embargo, esta aproximación resulta difícil y costosa. La complejidad del cáncer es abrumadora. Esta enfermedad nos ha acompañado desde el principio de los tiempos y es consecuencia de la formación de los organismos pluricelulares. “Pensar que en pocos años hemos pasado de ignorarlo todo sobre este mal a desarrollar tratamientos biológicos específicos frente a algunos tipos de tumores, es un logro científico extraordinario”, señala el bioquímico encargado de estas investigaciones.

“Más aún, constatar que hace apenas tres años parecía imposible secuenciar el genoma de un tumor maligno y que hoy se han descifrado ya varios miles de ellos, es una hazaña de dimensiones colosales”, apuntaba López-Otín en una entrevista realizada por Ignacio F. Bayo para la revista QEI en diciembre de 2012.

Un químico contra el cáncer

Carlos López Otín es un científico español que desde 1993 trabaja como catedrático de Bioquímica y Biología Molecular de la Facultad de Biología de la Universidad de Oviedo, donde desarrolla su labor investigadora desde 1987.

Su labor profesional ha estado marcada por su trabajo en el Centro Ramón y Cajal de Madrid, en el Centro de Biología Molecular “Severo Ochoa”, y en las Universidades de Luna- Suecia, Nueva Cork y Harvard -USA. Sin embargo, en la actualidad ejerce su oficio en el Departamento de Bioquímica de la Universidad de Oviedo, donde compagina su labor docente en las Facultades de Medicina, Química y Biología, con el desarrollo de una línea de investigación sobre Biología tumoral y, más recientemente, sobre el análisis funcional de genomas.

Sus investigaciones han permitido, entre otras cosas, identificar más de sesenta nuevos genes que juegan un papel fundamental en la progresión tumoral. Estos estudios le han conducido a la introducción de nuevos términos como el de degradoma que es el conjunto de genes codificantes de proteasas que es capaz de degradar a otras proteínas que están presentes en un genoma.

Además, su labor ha sido reconocida varias veces con premios como el Premio Dupont en Ciencias de la Vida, el Premio Nacional “F. Echevarne” de Oncología, el Premio “Carmen y Severo Ochoa” en Biología Molecular, el Premio Europeo de Bioquímica FEBS “25th Silver Jubilee” o el Premio de Investigación Biomédica y el Premio Jaime I de Investigación.

“Cada paciente y su cáncer son únicos”

“Cada paciente y su cáncer son únicos”, dijo el científico de la Universidad de Oviedo durante una charla titulada “La vida y la ciencia: mirando al futuro” en Moreda (Principado de Asturias).

Sólo en España, ha habido 215.534 casos de cáncer en 2012, según el estudio ‘Las cifras del Cáncer en España 2014’, de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM). Del total de defunciones de 2012 (402.950 muertes), la tercera causa más frecuente en España fue el cáncer de pulmón con 21.487 casos (17.661 hombres y 3.826 mujeres), según datos del Instituto Nacional de Estadística Esta enfermedad es una de las grandes amenazas de la Humanidad;  en 2008 causó 7,6 millones de defunciones (aproximadamente un 13% del total), tal y como señala la OMS.

Pese a estas cifras difíciles de asimilar, la tasa de mortalidad por cáncer ha disminuido un 13 por ciento en las últimas dos décadas en España, un porcentaje que, no obstante, es inferior al de países como Francia, Italia, Alemania, Reino Unido o Bélgica, donde el descenso ronda el 20 por ciento, según datos recogidos por la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM). Aun así y  muy a nuestro pesar, las previsiones anuncian que de cara al año 2015, es posible que se registren en torno a 227.076 nuevos casos.

Estos datos revelan que no existe un paciente con cáncer, sino un cáncer diferente en cada paciente. Según explica el jefe de Oncología de Hospital Quirón Málaga, José Antonio Ortega, los  tumores que se encuentran en un mismo órgano, aunque tengan incluso el mismo estadio de desarrollo, no siguen la misma evolución en un paciente que en otro, sino que su comportamiento, agresividad, pronóstico y respuesta a la terapia es diferente.

Es por ello que entender la vida, comprender el funcionamiento de nuestro cuerpo, es en parte,  entender cómo funciona y encontrar una solución a esta enfermedad. Los avances que proporcionan los análisis de los genomas no están exentos de incertidumbres y nuevos retos. Pero por el momento es tiempo intenso de investigación y de esperanza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s