Edgar Allan Poe: novela gótica, poesía y periodismo

poe

Por Carmen Sánchez (@edhelgrim)

Edgar Allan Poe nació un 19 de enero de hace 207 años en Boston. Escritor, poeta, crítico y periodista, es considerado como uno de los maestros del relato corto y padre del relato detestivesco y de ciencia ficción, así como el renovador absoluto de la novela gótica.

Quedó huérfano a los dos años y fue acogido por Frances y John Allan, un matrimonio adinerado de Virginia del que recibió su apellido. Sus padres adoptivos nunca quisieron que se dedicase a la literatura y, de hecho, su relación con ellos nunca llegó a ser demasiado buena. Pese a la oposición de los Allan, Edgar comenzó a escribir a una edad muy temprana y su carrera profesional siempre estuvo ligada a las letras.

A los 17 años comenzó a trabajar en imprentas y periódicos donde aparecieron poemas y narraciones suyas. De esta manera, con tan sólo 18 años publicó su primer poemario, Tamerlán y otros poemas, en cuyo prólogo confesó que todos ellos habían sido compuestos antes de cumplir 14 años. De hecho, su poema ‘To Helen’ lo escribió a esa edad y, según cuentan, está dedicado a su primer amor: la madre de un compañero de clase que murió de manera repentina.

edgar_allan_poe_by_shazaq-d4bfqhj

En 1832 se casó con Virgina Cleem, su prima tercera de tan sólo 13 años. Ella murió pocos años después tras contraer tuberculosis y la tendencia del escritor al alcoholismo y al consumo de drogas se agravó. Con ello, en 1849 permaneció cinco días desaparecido en Baltimore, donde vivía, hasta que lo encontraron borracho e inconsciente en un callejón.

Nadie sabe qué fue de él durante esos cinco días. Las teorías sobre lo sucedido son varias, como que un grupo de matones lo emborrachó y le obligó a votar varias veces en las elecciones a la alcaldía que se estaban celebrando en la ciudad. Incluso apareció vestido con una ropa que no era la suya. Fue trasladado al hospital de la Universidad de Washington, donde permaneció dos días en estado de delirio y acabó muriendo. Las causas de su muerte, a día de hoy, siguen sin esclarecerse.

A la muerte se la toma de frente, con valor, y después se la invita a una copa.

Si bien es cierto que la Literatura le recuerda como un poeta y narrador brillante a la par que oscuro, solitario y desamparado, su faceta como crítico fue una de las más importantes en su vida. Ejerció una crítica incisiva y a menudo escandalosa en busca de la perfección en el género que él creía idóneo para el arte literario: la poesía.

“Desde el momento en que esgrimía su pluma, Edgar Poe era un guerrero, un combatiente de la piratería y del monopolio intelectual, que tendía en concentrarse en New York y Boston, desde donde revistas como la North American Review o la Knickerbocker imponían modas y descabezaban o ensalzaban autores y movimientos”, escribía sobre él Juan Alberto Conde en la biografía que escribió de Poe.

Algunas de sus obras críticas más célebres son Fundamento del verso (1843), La filosofía de la composición (1846) yEl principio poético (1850), en las que expuso sus ideas sobre la creación apartadas del movimiento romántico y que abogaban por escritura reflexiva, meditada y perfectamente consciente de las técnicas expresivas, que debían estar al servicio de la consecución de un efecto deseado por el autor.

Su coetáneo, el novelista estadounidense Nathaniel Hawthorne, dijo de él que “el señor Poe ha conquistado el puesto que merece por su imaginación, pero corre el riesgo de ser expulsado del mismo por su pertenencia a la clase insoportable de los críticos”. Dos siglos después, el tiempo le ha quitado la razón a Hawthorne.

415394-edgar-allan-poe-edgar-allan-poe-quotes-6

Poe tuvo dos encuentros con otro de los novelistas más aclamados del siglo XIX, Charles Dickens. En ellos, hablaron sobre uno de los temas más candentes para la  literatura de la época: el reconocimiento de los derechos de autor. En pleno auge del periodismo, el plagio literario, tanto en América como en Europa estaba a la orden del día. Tanto es así, que la publicación de su poema más aclamado, El cuervo, llegó oficialmente con la firma de Edgar Allan Poe tiempo después de que circulase a través de otras manos. Para entonces, el contenido del poema se había extendido tanto que el propio autor apenas consiguió beneficios de él, ya que casi nadie quiso comprarlo después de haberlo leído ya publicado en otros formatos.

Un influencer del siglo XIX

Podríamos considerar al bostoniano como uno de los mayores influencers de la época. El Southern Baltimore Messenger, primer periódico en el que trabajó, aumentó su tirada desde los 700 hasta los más de 2.000 ejemplares diarios gracias a la publicación de los textos de Poe.

Sin embargo, su influencia no se quedó dentro de las fronteras de Estados Unidos. El francés Charles Baudelaire se hizo eco de sus creaciones y las importó a Europa con la traducción de cinco volúmenes suyos bajo el título de Historias extraordinarias. De esta manera, la influencia del norteamericano marcó mucho a los simbolistas e incluso Stéphane Mallarmé le dedicó algunos poemas.

En el terreno patrio, dos de los autores que más le admiraron fueron Pío Baroja y Blasco Ibáñez, mientras que en la literatura latinoamericana, Rubén Darío le dedicó un artículo en su libro Los raros y fue emulado por Horacio Quiroga en sus cuentos. Julio Cortázar le rindió su particular homenaje y nos hizo, a la vez, un regalo a todos traduciendo toda su prosa reunida en un volumen magistral.

“Inaugurada por Baudelaire, y no desdeñada por Shaw, hay la costumbre pérfida de admirar a Poe contra los Estados Unidos, de juzgar al poeta como un ángel extraviado, para su mal, en ese frío y ávido infierno. La verdad es que Poe hubiera padecido en cualquier país. Nadie, por lo demás, admira a Baudelaire contra Francia o a Coleridge contra Inglaterra”.

Jorge Luis Borges

Uno de sus sueños, que nunca vio hacerse realidad, fue el de crear su propio periódico, libre y plural, al que habría dado el nombre de The Stylus. Quizás, Edgar, no todo esté perdido. Ya lo escribió él. “Los que sueñan de día son conscientes de muchas más cosas que escapan a los ojos de los que sueñan sólo de noche”.

 

Anuncios

Un comentario en “Edgar Allan Poe: novela gótica, poesía y periodismo

  1. Pingback: Día del Libro. Entrevista con Carlos Mayoral: “La literatura y el alcohol son dos maneras de salir corriendo” | La línea de fuego

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s