Cosas que encuentras cuando haces mudanza (y no sabías que tenías)

mudanza 1e

 

Llega un momento de tu vida (entre tantos) en que, de repente, te ves sumergida entre cajas y cajas que inundan tu casa. No, no es Navidad. No han venido Papá Noel ni los Reyes Magos. Estás de mudanza y tienes que meter tu vida en cajas y maletas. Ese es el momento en que te das cuenta de las cosas que se acumulan. Algunos lo llaman madurar, otros, el momento idóneo para tirar trastos. Si has pasado por este trance seguro que nos entiendes perfectamente. Aquí os dejamos la lista de cosas que no sabías que tenías pero que, gracias a una mudanza, has descubierto que sí.

  1. Esos apuntes del primer cuatrimestre del segundo año de carrera, Teoría de la información, que pensabas que nunca habías llegado a tener. De hecho, suspendiste ese examen.

2.  Los coleteros, pinzas y horquillas que habían desaparecido. Estaban de parranda.

3. Muchos paquetes de cleenex. No sólo en los bolsos, sino en cajones, cajas, maletas y bolsillos de todas tus prendas de ropa (sí, también en ese secreto que te cosía tu abuela en el sujetador para que metieses el dinero cuando ibas a la capital, como si ese fuese un sitio infranqueable).

Cómo-hacer-una-mudanza

Una mudanza no es divertida. Os están engañando.

4. Vestidos de cuando tenías 13 años y piensas… “¿De verdad me puse eso? Qué mala es la adolescencia…”

5. Veinte pares de zapatillas de estar por casa. Alguna sin par.

6. ¿Te acuerdas aquel anillo que te quitaste llegando de borrachera y creías que se había perdido? Está detrás del armario. Se lo ha comido una manada de pelusas.

7. Una manada de pelusas. Esa sensación de que alguien te observa en el fondo no iba tan desencaminada…

8. Las gafas de sol del verano de 2009. No habías empezado la carrera y podías usarlas porque no tenías exámenes de septiembre. Qué tiempos aquellos. Ahora les falta una patilla en la que ponía ‘Ron Barceló’ y tienen un cristal rayado. Como tú cuando acabes la mudanza.

9. Un mp3 con una pila recargable de 512 MB de memoria.  Sí, estás leyendo bien, un mp3. Con una pila recargable, sí. 512 MB. Cabían 100 canciones y eras Dios.

10.El bono del metro de cuando era de meter, no de pasar, y venía en cartulinas de colores y podías saber si el de al lado era familia numerosa en categoría general, especial o plebeyo como tú y pagaba un dineral.

11. Entradas de cine que, por alguna extraña razón, guardas. Las letras se borraron hace años. Quizás son las de ‘Amelie’… Quizás las de ‘Spy Kids 3D’… Quizá nunca lo sepas, pero sigues queriendo este microondas para tu nueva casa.

12. Síndrome de Diógenes. Sí, tu no lo sabias, pero lo tienes. En los cajones que sólo abres para meter esas cosas que no sabes dónde guardar pero, por un motivo que no alcanzas a entender, te da penita tirar, encuentras entradas de cuando fuiste al Prado por primera vez en sexto de primaria o de aquel concierto de Luis Ramiro en primero de carrera.

13. Bolsitas de plástico con cierre hermético con botones de repuesto. No tienes tanta ropa para gastar todos esos botones Ni aunque se quiten todos los botones de todas tus camisas. Ni siquiera sabes coser. ¿A quién intentas engañar guardando eso? Tíralo.

14. Las fotos de carné de la matrícula de la universidad, la del abono de transportes, la de la orla, la de los currículums para las prácticas, la de los currículums para encontrar trabajo desesperadamente… Es un recorrido por tu vida y su degeneración. Sales fatal en todas y encima te recuerdan cosas que si se te habían olvidado es por algo. Tíralas también.

15. Tickets. De todo. Desde la compra de un botellón de San Cemento cuyas cuentas quedaron sobreseídas hasta esa camiseta que compraste en rebajas hace dos años y que pensaste que en algún momento podías devolver (sobra decir, que la camiseta ya ha pasado a mejor vida).

Ya has metido todas esas cosas que no sabías que tenías y, sobre todo, no necesitas en cajas. Ahora es cuando toca moverlas y esparcirlas por tu nueva y flamante casa hasta la próxima mudanza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s