Cuba y Estados Unidos ¿hacia unas nuevas relaciones?

reu-barack-obama-raul-castro-2

Barack Obama y Raúl Castro. | Fuente: CNN México

Por Ana Rodríguez (@AnaRodriguez_24)

El 17 de diciembre de 2014 los presidentes Raúl Castro y Barack Obama anunciaron la decisión de restablecer relaciones diplomáticas entre Cuba y EEUU.  Desde que Fidel Castro cediera temporalmente el poder al vicepresidente y ministro de las Fuerzas Armadas, su hermano Raúl, los cubanos viven un momento significativo en la historia de la isla.  En la memoria han quedado décadas de desencuentro y enfrentamientos entre los gobiernos de ambos países.

Estados Unidos ha sido incapaz de subyugar al nacionalismo cubano a pesar de haberlo intentado con diferentes medidas.  Cuba, por su parte, ha pagado su resistencia adoptando un sistema unipartidista y de economía dirigida.  Con el anuncio del restablecimiento de relaciones el pasado 17 de diciembre de 2014  se ha iniciado una nueva etapa con nuevos retos y sobre todo, oportunidades para los dos países.Esta etapa cambiará la atmósfera política de ambas regiones y transformará el diálogo hemisférico entre EEUU y América Latina.

Desde hace más de medio siglo Estados Unidos se ha estado refiriendo a Cuba como una amenaza a la estabilidad del hemisferio occidental. En Washington el presidente Obama usó sus prerrogativas constitucionales para establecer relaciones diplomáticas con un país que durante más de 50 años ha considerado como enemigo. En respuesta, Cuba aceptó reanudar las relaciones sin la precondición del fin del embargo.

Hay un contexto previo y una voluntad por ambas partes que justifican por sí mismos los cambios ocurridos. El presidente estadounidense cambió su discurso hacia la Isla.  Así lo demostró cuando dijo que no estaba en los intereses de su nación el empujar a Cuba hacia el colapso.  La nueva percepción de este país, ha obligado en consecuencia, a desarrollar una política diferente marcada por el apoyo de los Estados Unidos a la sociedad civil cubana y al nuevo sector privado emergente.

Estas medidas se han traducido en las regulaciones de los Departamentos de Comercio y Tesoro del 15 de enero de 2015.  En ellas se incrementan las oportunidades para que los norteamericanos puedan viajar a la Isla. En lo que respecta al mercado financiero, las nuevas regulaciones amplían las remesas y licencias para transacciones con Cuba. A partir de estas regulaciones Washington decidió autorizar el uso de tarjetas de crédito y débito estadounidenses, así como la operación de seguros para los estadounidenses en viajes a la isla. En cuanto al sector cubano, Obama ha permitido la venta a Cuba de tecnología agrícola y de construcción. En respuesta Raúl Castro ha autorizado la operación de pequeñas y medianas empresas en esos sectores. Cinco días después de que estas medidas fueran anunciadas, Barack Obama instó al Congreso en su discurso sobre el Estado e la Nación a levantar el embargo para traer la política estadounidense hacia Cuba al siglo XXI.

Intentar entender a través de su historia el  conflicto de Washington con la Habana no es una razón suficiente pero si necesaria para resolver lo que ha sido una paradoja hegemónica en la política estadounidense hacia Cuba durante los últimos años. Desde el fin de la Guerra Fría Estados Unidos ha favorecido la continuidad constitucional democrática en los países latinoamericanos, exceptuando Cuba. En este sentido Obama ha decidido llevar una estrategia diferente para afrontar la política norteamericana hacia América Latina. Washington ha entendido tras más de 50 años de desencuentro con la Isla que un cambio de régimen no es una condición para mejorar las relaciones bilaterales.

¿Por qué ahora?

Han sido varios factores los que han contribuido a que tenga lugar esta histórica aproximación ente los dos países. En Cuba ha tenido que ver el proceso de transición iniciado en la isla desde que Raúl Castro sustituyó a su hermano Fidel. Mientras que en Estados Unidos Obama decidió cambiar el rumbo de la política estadounidense en este tema y basarla en la cooperación en vez de en la confrontación.

Se trata, sin duda, de un reto complicado para los dos países. Para que el fin del bloqueo deje de ser un sueño y se convierta en una realidad es necesario que ambas naciones aprendan a tratar a pesar de sus diferencias políticas. Para que las medidas explicadas anteriormente en lo que respecta a viajes, remesas y licencias para la exportación norteamericana de tecnología agrícola, construcción y telecomunicaciones puedan cumplirse es necesario que en Cuba se creen reglamentos que favorezcan  los viajes a través del estrecho de la Florida o la liberalización del comercio. En definitiva es importante que tanto Estados Unidos como Cuba traduzcan en ganancias para su nación las medidas de apertura ya anunciadas.

Hay mucha incertidumbre en torno a las negociaciones iniciadas el pasado mes de enero en La Habana. Todavía son muchas las cuestiones que quedan por resolver entre ambos países, cuestiones que se basan fundamentalmente en las diferencias que subyacen de sus diferencias ideológicas.

Aun así en este año se han dado los primeros pasos para lograr un acuerdo de acercamiento. El final del embargo será un proceso largo y nada sencillo. Son muchos los cambios que experimentará a partir de ahora una isla que ha estado marcada durante décadas por el régimen castrista y que lucha ahora por abrirse al mundo. Todavía será necesario superar algunos obstáculos pero, si las medidas desembocan en una normalización plena, se habrá cerrado el último fleco de la Guerra Fría en América Latina. No es el único en el mundo. Pero por el momento sí que es una puerta que se abre, tal vez, para nunca volver a cerrarse.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s