El triple (a)salto de Vetusta Morla

Por Marina Corredor (@beastinstincts)

Que un grupo indie español llene tres veces el Palacio de los Deportes (renombrado Barclaycard Center) el mismo año es una hazaña que pocos han logrado. Y los chicos de Vetusta Morla pueden colgarse orgullosos esa medalla. El colofón a una carrera de trabajo incansable, de paso a paso, que les han llevado a convertirse en “el grupo español más importante de los últimos 10 años”, tal y como ha dicho Bunbury.

vetusta-morla-golpe-maestro-l-a-deriva-jerónimo-alvárez

Vetusta nace en el verano de 1998 en un instituto de Tres Cantos, pero hasta el año 2000 no grabaron su primera maqueta, llamada 13 horas con Lucy. Ganaron varios concursos musicales en Madrid y en 2001 surge la oportunidad de grabar su segunda maqueta, que lleva el mismo nombre que el del grupo.

Los Conciertos de Radio 3 les abrieron por vez primera sus puertas en 2004, y ese mismo año acudieron a su primer festival internacional, Anti-Crise, en Beirut, donde asistieron en representación española y donde pudieron conocer a otros músicos y convivir con ellos durante el tiempo que duró el festival.

En este tiempo, y hasta que salió su primer disco, estuvieron actuando en salas, sobre todo en el circuito madrileño. Pasearon su música por Galileo Galilei, El Sol, Joy Eslava, Clamores… Y por fin, en 2008, lanzan Un día en el mundo, al que Santiago Alcanda, periodista musical español, califica como el “mejor primer disco de un grupo en la historia del rock español”, una calificación nada desdeñable, y una insignia que mostrar con orgullo. Ese mismo año repitieron en los Conciertos de Radio 3 presentando precisamente su primer disco.

Desde ese momento, Vetusta Morla se consolida como banda. Y a Un día en el mundo le sucede Mapas, su segundo LP, en el año 2011, que también fue el año del nacimiento de su discográfica, Pequeño Salto Mortal. Vetusta sigue creciendo, sigue evolucionando y madurando su música, y hace un año, en 2014, lanzaron su último álbum de estudio, La Deriva, con una gira que les ha llevado a recorrer la geografía peninsular, la mexicana y ahora mismo, la alemana.

Pero Vetusta también se ha entregado a otras causas: el videojuego Los ríos de Alice y un concierto doble con la Orquesta Sinfónica de la Región de Murcia para reconstruir el conservatorio Narciso Yepes en Lorca.

Los ríos de Alice es un videojuego creado por Delirium Studios, una aventura gráfica con banda sonora de Vetusta Morla; 8 temas originales más 11 ambientaciones sonoras creadas por la banda. La BSO fue el primer disco que sacó el grupo con su sello propio. Este videojuego ha cosechado muy buenas críticas, no sólo por la música, sino también por la animación, la ambientación, los escenarios y la historia.

El juego narra la historia de Alice, que cada vez que se queda dormida, entra en un mundo de fantasía en el que el jugador deberá ayudarla a enfrentarse a sus miedos: la Pereza, la Envidia, la Mentira… En palabras de los propios desarrolladores, un juego que se ha de disfrutar sin prisas para poder disfrutar de todas las imágenes, creadas con técnicas tradicionales (acuarela, grafito, tinta…).

Moviéndonos ya hacia su otro proyecto, nos remontamos al año 2011, a la localidad murciana de Lorca, donde un terremoto de 5’1 grados en la escala Ritcher devastó buena parte de los edificios del lugar, entre ellos el conservatorio; éste quedó muy dañado, y las clases tuvieron que ser interrumpidas.

En una colaboración única con la Orquesta Sinfónica de la Región de Murcia, y durante dos noches en el auditorio Víctor Villegas de Murcia, el mundo de lo clásico y del rock se unieron en un concierto benéfico para recaudar fondos para la reconstrucción del conservatorio. ¿El resultado? Observen por ustedes mismos.

Temas de su primer y segundo disco arreglados para orquesta, creando una fusión única, y dándole un toque más especial a algunas canciones, descubriendo las infinitas posibilidades de esta unión.

Además, este año, pudieron grabar el videoclip de Cuarteles de Invierno en el Museo Lázaro Galdiano, junto con la Revista DON. Esta colaboración resultó en un videoclip interactivo, donde el usuario puede ir alternando entre cada miembro del grupo para obtener una experiencia distinta. Podéis ver el videoclip aquí.

Vetusta Morla es también un grupo que ha estado comprometido siempre con causas sociales, apoyando movimientos sociales de protesta como el 15M y defendiendo el patrimonio cultural y el tejido musical español, como proclamaron en el concierto de mayo de 2015, un día antes de las elecciones municipales y autonómicas. Pucho, vocalista de la banda, habló de que era el primer asalto a uno de los Palacios de Madrid, y que el domingo sería el siguiente. Y así fue.

La crítica social es algo que puede verse muy bien en varias canciones de su último disco, como Golpe Maestro y La Deriva, que reflejan la situación de nuestro país en los últimos años. Juanma, uno de sus guitarristas, en una entrevista para Mondosonoro, dijo que “nunca hemos hecho canciones demasiado sociales o políticas, y en ese sentido probablemente ‘Golpe maestro’ sea la gran excepción, al menos de forma tan explícita. Pero es que al final todo eso ha formado parte de nuestras vidas. No puedes mirar hacia otro lado, sencillamente porque está en todas partes, aunque no necesariamente todas las canciones parten de esa deriva social; también hay cuestiones más personales que se pueden extrapolar y trasladar a todo eso que está ocurriendo”.

Un poco antes de anunciar 15151, los madrileños sacaron un sencillo doble, llamado Puntos suspensivos/Profetas de la Mañana; estas dos canciones son el epílogo de La Deriva, como explicó Pucho en los conciertos del 20 y el 21 de noviembre de 2015, y que, además, son el broche final a esta última etapa.

¿Qué le queda por hacer a Vetusta Morla ahora mismo?

Son un grupo que ha estado constantemente innovando y creando, que no ha parado desde que comenzaron, y que están saboreando ahora mismo la dulzura del trabajo bien hecho.

Vetusta Morla ha creado un estilo fácilmente reconocible, que permite a la gente identificar sus canciones en sus primeros acordes, aparte de tener un directo sobresaliente, en el que se pone de manifiesto la calidad de la banda. Una banda que da juego y espectáculo, que se desvive durante dos horas sobre el escenario.

Los tres asaltos al Palacio ponen de manifiesto ya no sólo la calidad musical, sino la capacidad de convocatoria. El concierto del 23 de mayo de 2015 fue un momento importante en su carrera y se terminó celebrando con el último álbum de la banda, 15151, en honor a las 15.000 espectadores y a las 151 personas que trabajaron para conseguir que ese día fuese memorable.

Reunir a más de 45.000 personas el mismo año, en el mismo sitio, en 3 fechas distintas, en la misma gira, es una hazaña reservada a unos pocos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s