Anonymous pide refuerzos para su guerra contra el Daesh

anonymous

Por Jorge G. Solano (@jgsolano_)

“Era Edmund Dantes. Era mi padre, y mi madre. Mi hermano, mi amigo, era usted… y yo. Era todos nosotros”. Lo dijo Natalie Portman interpretando a Evey Hammond en el momento en que la Abadía de Westminster explotaba en mil pedazos. Eso sí, en la ficción representada por V de Vendetta. La realidad no es Londres, pero sí que es el mismo mensaje. Tras los atentados del 13 de noviembre, miles de ciudadanos de todo el mundo han ofrecido su ayuda a Anonymous para luchar contra el autodenominado Estado Islámico. No solo la han aceptado, sino que los hacktivistas (hacker y activista) han difundido unas guías para que todo el que quiera colaborar para “hacer daño al ISIS” sea bienvenido y se ponga la máscara.

Son tres guías adaptadas a cualquiera que no tenga conocimientos elevados de informática, sobre todo si no manejan lenguaje HTML. Para operar recomiendan utilizar el sistema operativo Linux y ante todo mantener el anonimato en las redes. La primera es la ‘Guía para principiantes’, que como bien dice, son conocimientos básicos de piratería como buscar sitios vulnerables en internet… grietas en contraseñas, etc.

La segunda es la ‘Guía del reportero’. Un día después de los atentados, el colectivo abrió una cuenta de Twitter: #OpParis con el fin de interceptar cuentas de yihadistas. Este manual no está destinado para periodistas, sino que pretende enseñar a crear un bot –un sistema informático que realiza las funciones de un humano- y bloquear así, perfiles en Twitter.

Anonymous ha puesto el ojo en unas 5.000 cuentas en esta red social sospechosas de pertenecer a radicales, y ha eliminado otras 20.000. Y también consideran esencial que los usuarios detecten cualquier sitio web utilizado por el Daesh a través de la ‘Guía Buscador’ aunque no quieren héroes solitarios, sino actuar de forma colectiva.

Es la segunda vez que Anonymous declara la guerra a los terroristas del utodenominado Estado Islámico desde el ataque a la sede del Charlie Hebdó, también en la capital francesa. El comunicado que hacen los activistas para este segundo atentado dicta de esta manera: “Este es solo el comienzo. Estado Islámico, os vamos a cazar, desmantelar vuestros sitios web y cuentas de email y vamos a poneros en evidencia. A partir de ahora, no habrá ningún sitio en red seguro para vosotros. Seréis tratados como un virus, y nosotros somos la cura”.

El ISIS no es el primer objetivo para este grupo de activistas online. También han abierto brechas en la comunicación de la Iglesia de la Cienciología, o a cualquier institución pública. Aquí en España fueron detenidos tres supuestos integrantes de Anonymous por acceder y manipular páginas webs de empresas, partidos públicos y otras instituciones, lo que supone atentar contra el artículo 264.2 del Código Penal.

Este grupo de activistas en la red ha protagonizado escenas, cuando menos, polémicas. Entre sus propósitos principales se amparan, a su juicio, en la libertad de expresión e información en Internet. Algunas veces será la policía quien les persiga, y en otros casos, una colaboración entre ambas partes para combatir el terrorismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s